El actual gerente del Institut Català de Salut ha manifestado que se está planteando la posibilidad de alargar la vida laboral de los facultativos hasta los 70 años en algunos casos y en función de las necesidades en cada centro y territorio.

Cuando los tribunales de justicia no han acabado de resolver totalmente la polémica suscitada por la jubilación forzosa de los médicos a los 65 años de edad en el Instituto Catalán de la Salud (ICS), aplicada en 2005 en cumplimiento del Estatuto Marco, el actual gerente del ente, Francesc José María, ha manifestado en declaraciones a la televisión autonómica (TV3) que se está planteando la posibilidad de alargar la vida laboral de los facultativos hasta los 70 años en algunos casos y en función de las necesidades en cada centro y territorio.

Estas declaraciones se realizan en un contexto de críticas crecientes a una de las medidas más polémicas adoptadas por la consejera de Salud de la Generalitat, Marina Geli, en la pasada legislatura.

Cuando se decidió, la Administración catalana ya era consciente del déficit de algunos especialistas en la región (anestesistas, pediatras, ginecólogos). Hay que tener en cuenta que este año se jubilarán 250 médicos en Cataluña y que la posibilidad de alargar la edad de jubilación hasta los 70 también está prevista legalmente.

También hay que precisar que al intentar recabar mas información sobre este asunto, la dirección del ICS ha remitido a Diario Médico al Consejo de la Profesión Médica de Cataluña. "Es oportuno que sea el propio Consejo el que hable de ello más adelante, una vez se haya estudiado el tema en profundidad".

El Consejo ya se manifestó sobre este particular en su primer informe sobre la necesidad de médicos en la región (ver DM de 19-I-2007): "La jubilación forzosa ha contribuido a reducir el número de profesionales en activo en un momento poco oportuno.

Este problema se agravará en los próximos años, ya que las promociones de médicos que estudiaron en los años setenta fueron muy numerosas y eso hará que se acentúe el balance negativo de médicos entre las promociones que se jubilan y las que comienzan su vida profesional".

El Consejo recomendó, por todo ello, instar al Gobierno catalán a permitir el trabajo de los médicos hasta los 70 años.

La jubilación a los 65, que ya se aplicaba desde mucho antes en la mayor parte del sector concertado catalán, ha permitido renovar un volumen importante de jefaturas de sección y de servicio en los ocho hospitales del ICS.

Los agentes de la profesión médica están en contra de la jubilación forzosa a los 65 años: desde el director de Recursos Humanos de Sanidad, José Antonio Benedicto hasta el vocal de Jubilados de la OMC, Francisco Paredes, pasando por el presidente de Facme, José María Lobos; el presidente del Consejo Nacional de Especialidades en Ciencias de la Salud, Alfonso Moreno, y el coordinador de estudios de la Fundación CESM, Miguel Ángel García. La profesión está por la labor de replantear el dilema, ahora son los políticos los que tienen la última palabra.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.