CC OO y UGT convocan huelga general para el 29 de septiembre contra la "regresiva" reforma laboral que el Gobierno aprueba. Esperan tumbarla en su tramitación parlamentaria y castigar el "giro" antisocial del Ejecutivo.

CC OO y UGT convocaron ayer huelga general para el 29 de septiembre contra la "regresiva" reforma laboral que el Gobierno aprueba hoy. Esperan tumbarla en su tramitación parlamentaria y castigar el "giro" antisocial del Ejecutivo. Aunque la fecha estará próxima a la presentación de los Presupuestos Generales de 2011, de cuya votación depende el futuro de Zapatero, los sindicatos aseguran que no buscan cambiar de Gobierno, sino su política laboral.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, sufrirá la primera huelga general de su mandato en el momento más delicado de éste. CC OO y UGT confirmaron ayer que la máxima contestación de los trabajadores a la "regresiva reforma laboral" que aprueba hoy el Consejo de Ministros llegará el 29 de septiembre.

Los sindicatos dejaron claro que el paro general irá dirigido a tumbar la norma en su tramitación parlamentaria. Ésta se alargará hasta bien entrado el otoño dado que el Gobierno ha decidido darle forma de proyecto de ley, en lugar de decreto, para ganar en el Parlamento los apoyos que le han faltado en la mesa del diálogo social. Según los secretarios generales de CC OO, Ignacio Fernández Toxo, y de UGT, Cándido Méndez, la medida, tal y como el Gobierno la aprobará hoy, "rebaja y facilita el despido", y "perpetua la dualidad entre trabajadores temporales y fijos" al establecer el empleo eventual como puerta de entrada al indefinido.

Sin embargo, las centrales esperan haber capitalizado para septiembre todo el malestar que el Ejecutivo ha generado con el recorte del gasto social (que incluye la rebaja del 5% de los salarios público y la congelación de las pensiones para el año que viene). Además, intentarán influir en el devenir del proyecto de reforma de las pensiones, en el que el Gobierno pretende elevar la edad legal de jubilación de los 65 a los 67 años.

"El recorrido" hacia la huelga general estará precedido por dos "escalones previos". Estarán, según revelaron ayer las centrales, las "grandes concentraciones" regionales del 30 de junio, primero, y "el gran acto" de representación sindical que tendrá lugar en Madrid el 9 de septiembre. Con este calendario, CC OO y UGT tratarán de calentar, canalizar y sostener hasta septiembre el desencanto que ha cosechado el Ejecutivo.

El gran paro coincidirá con las fechas en las que tradicionalmente se presenta el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para el año siguiente. Este ejercicio se plantea como algo más que la votación legislativa más importante del año.

El propio futuro de Zapatero quedará ligado a su capacidad de sacar adelante unos presupuestos más austeros que nunca ante una Cámara Baja en la que se ha quedado sólo y sin mayoría. "La huelga general no se hace para cambiar de Gobierno", aseguraban, ayer los sindicatos, sino para modificar la política laboral que quieren llevar a cabo. Preguntado por si no le parecía una forma de forzar una crisis de Gobierno de Zapatero, Toxo respondió irónico que "el presidente se empuja sólo" hacia esa situación.

Conversaciones con nacionalistas

Minutos después de concluir la rueda de prensa que ambos líderes dieron en la tarde de ayer, se dirigieron al Congreso de los Diputados para comunicarle a CiU sus propuestas de cara a la modificación que sufrirá la reforma laboral en su tramitación. No son los únicos que movieron ficha. Los tres interlocutores de la fracasada mesa de negociación, Trabajo, sindicatos y patronal rondan a los distintos grupos políticos para intentar ganar apoyos a su determinada visión de la reforma laboral que es necesaria.

En cuanto a la norma que el Gobierno aprobará hoy, fuentes oficiales adelantaron que su articulado no cambiará sustancialmente del borrador que se hizo público el pasado viernes. Después de todo, cualquier nueva modificación sobre ese texto podrá ser utilizada como moneda de cambio en la negociación por sacar adelante la ley.


El calendario

30 de junio: Las movilizaciones se inician con concentraciones en todas las comunidades autónomas.

9 de septiembre: Un gran acto sindical se organizará en Madrid.

29 de septiembre: La huelga general coincidirá con las protestas sindicales programadas en toda la UE.


CiU rechaza la norma como se aprobará hoy

El portavoz de CiU en el Congreso de los Diputados, Josep Antoni Duran i Lleida, aseguró ayer tras reunirse con el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, que el texto de reforma laboral que el Consejo de Ministros aprobará hoy "no puede ser aceptable" por su partido. "Hay cosas en las que estamos de acuerdo y otras que no, pero el Gobierno tendrá que hacer su decreto y entonces opinaremos", declaró, según recoge Europa Press. La de CiU fue sólo una más de las múltiples reuniones que Corbacho está manteniendo en los últimos días -ayer se citó también con PP y ERC- para intentar que el resto de partidos políticos permitan validar la reforma el próximo día 22 de junio. Será entonces cuando comience el trámite parlamentario, lo que llevará la negociación con el resto de fuerzas un paso más allá, dado que éstas podrían modificar sustancialmente el texto.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.