Unilever desarrolla una campaña pionera para transmitir su nueva cultura corporativa entre empleados, a medio camino entre el marketing y la acción social.

La multinacional angloholandesa de gran consumo Unilever está trabajando desde hace algo más de un año en el ambicioso objetivo de fidelizar a los empleados y hacerles ver que su empresa es el mejor lugar para trabajar. Para ello ha puesto en marcha el programa Great Place to Work, que descansa sobre tres premisas básicas: transmisión de una cultura ganadora, promoción del crecimiento personal y fomento del bienestar físico y psíquico. El fin de Unilever es, en palabras de Ana Palencia, directora de comunicación y miembro del consejo de dirección, que "los empleados sientan que su empresa les cuida".

Los equipos de Palencia y Aurora Ventura, directora nacional de recursos humanos, que cuentan con el compromiso de la alta dirección, han celebrado en Barcelona la Semana Vitality, una iniciativa pionera dirigida a los 450 trabajadores de las oficinas centrales de la compañía en España.

El evento ha consistido en una serie de actividades relacionadas con los life goals -objetivos corporativos- de la compañía, en las instalaciones de la empresa, compatibles con el horario laboral y ligadas a los principios "vitales" que las marcas quieren proyectar al exterior: salud, cuidado personal y nutrición saludable.

Porcentaje de vitalidad

Los trabajadores, divididos en equipos, conseguían un porcentaje de vitalidad cada vez que participaban en una de las actividades -¿Cuál es tu sueño?, Sentimos con el paladar, Colores que te seducen, Quiere a tu sonrisa, Mente despierta, entre otras-, a modo de gimkana.

Los participantes del equipo ganador recibían un vale descuento en compras por valor de 30 euros, y Unilever destina una donación al Programa Mundial de Alimentos de la ONU por un valor proporcional al obtenido por cada uno de los equipos. Las actividades han tenido un cien por cien de participación -el primer día se podía ver a los empleados haciendo cola en muchos stands-.

Ricardo Puccini, socio de negocio, señala que esta campaña tiene un doble beneficio, puesto que "orienta a la acción y cada empleado personifica la marca Unilever a través del espíritu ganador y el sentido de pertenencia". Palencia recalca que "a su vez, la empresa cumple con otra de sus máximas: la de responsabilidad social corporativa y el compromiso con la comunidad".

Ganar juntos, misión de todos

Unilever hizo coincidir la Semana Vitality con una reunión de las delegaciones de ventas nacionales. José María Vilas, presidente ejecutivo, participó en las actividades y explicó los objetivos de la compañía y la implicación de la dirección en la tarea de transmitir a los empleados la nueva cultura corporativa -había tres compañías operativas que pasaron a ser tres unidades de negocio bajo una única dirección ejecutiva-.

"La misión social de Unilever es aportar vitalidad a la vida y satisfacer las necesidades diarias de nutrición, higiene y cuidado personal con marcas que ayudan a sentirse bien, tener buen aspecto y disfrutar. No hacemos anuncios que no integren este mensaje, y con la Semana de la Vitalidad queremos transmitir esta visión a nuestros trabajadores".

Con el mensaje Winning together -Ganar juntos- "queremos decir que somos una compañía en la que todas las divisiones están juntas con el objetivo común de ganar. Porque en el mundo de los negocios, si no ganas, desapareces", prosiguió Vila. "Para que las cosas vayan bien tenemos que tener claro cuáles son nuestras prioridades y poner iniciativas en marcha".

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.