Las cajas de ahorro, y principalmente las catalanas, llevan tres años inmersas en un proceso de puesta al día, no tanto de formación sino de transformación de sus equipos directivos que ya ha afectado a varios centenares de ejecutivos.

Las entidades cambian el perfil administrativo de los ejecutivos por otro comercial mediante cursos. En el sector se han prejubilado 40.000 personas en los últimos 10 años, sobre todo en los bancos.

Las cajas de ahorro, y principalmente las catalanas, llevan tres años inmersas en un proceso de puesta al día, no tanto de formación sino de transformación de sus equipos directivos que ya ha afectado a varios centenares de ejecutivos. Es una alternativa al sistema habitual de las prejubilaciones, utilizado prioritariamente por la banca, y como colofón del proceso de modernización que iniciaron las cajas en los años noventa.

Las entidades de ahorros aseguran tener un concepto especial de relaciones con su personal distinto al de los bancos, de pertenencia a la entidad, de sentirla como suya. Por eso no es fácil prejubilar. Sin embargo, en los últimos 20 años se han visto obligadas a transformarse para competir en el sector financiero y, en muchos casos, los ejecutivos que habían entrado por oposición y ascendido poco a poco necesitaban reconvertirse en líderes y vendedores.

Mas de 350 directivos de Caixa Terrassa han pasado desde el 2005 por los ciclos de "desarrollo en liderazgo y dirección de personas" que imparte la consultora Otto Walter. Para dar ejemplo, el director general de la entidad, Enric Mata, asistió al primero de los cursos de tres meses de duración. También 156 altos ejecutivos de Caixa Tarragona han realizado desde el 2003 cursos similares de la misma consultora "como consecuencia de los cambios de política comercial" que se planteó la entidad un año antes.

APROVECHAR LA EXPERIENCIA

Estas experiencias se han venido repitiendo con los directivos de Caixa Penedès, Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), Sa Nostra, la Kutxa, Caja Granada, Caja de Canarias, Caja Castilla-La Mancha, Caja de Badajoz, Caja de Ávila y en bancos como el Espirito Santo, Bancaja, Banca March o BSN-Banif.

El Monte y Caja San Fernando también han utilizado estos cursos de transformación de directivos a pesar de que tienen previsto jubilar anticipadamente a 300 empleados a raíz de su fusión.

"Estamos en un mercado que ha evolucionado. El sistema financiero actual no es el mismo que hace 10 años, pero queremos aprovechar el capital humano, queremos que se queden, aprovechar su experiencia, no cambiar viejos por jóvenes y además tenemos valores corporativos muy arraigados en la cultura propia de la entidad y uno es el desarrollo de la persona", explica Josep Tallón, director de personal de Caixa Terrassa.

Tanto Tallón como su homólogo en Caixa Tarragona, Miquel Llombart, reconocen que las cajas tenían un equipo directivo muy del tipo "administrativo con poco perfil de liderazgo y comercial". El aumento de la competencia con la banca, la entrada de nuevos productos financieros más complejos y la transformación de las cajas hacia entidades más modernas y comerciales obligaba la transformación de muchos directivos o, a la larga, su sustitución, comenta Llombart. "Se puede elegir un sistema represivo o buscar métodos positivos para cambiar los hábitos de los directivos", afirmó.

PREJUBILACIONES

Durante los últimos 10 años, las entidades financieras han prejubilado a unas 40.000 personas, la gran mayoría trabajadores de los bancos. Solo en el 2006 pasaron al retiro unos 3.000 profesionales del sector mayores de 50 años a pesar de que desde el 2004 el Banco de España no permite cubrir el coste de estas prejubilaciones con cargo a reservas. Entre las cajas, sólo Caixa Catalunya, Caja Duero y La Caixa se plantearon el año pasado extinguir contratos.

El método de jubilar anticipadamente a un trabajador es cada vez más caro, más difícil, está peor visto socialmente y expuesto a que las administraciones terminen poniéndole coto ya que provoca grandes gastos al Seguro y al sistema del desempleo. El comisario europeo de Economía, Joaquín Almunia, ha pedido poner freno a los procesos masivos de prejubilaciones.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.