La Junta de Andalucía ha dado por zanjada la crisis de Delphi al anunciar que cuatro empresas de automoción, software y energías ya han cerrado acuerdos para absorber los 1.600 empleos de Puerto Real y todos los de la industria auxiliar.

La Junta de Andalucía dio ayer por zanjada la crisis de Delphi al anunciar que cuatro empresas de automoción, software y energías ya han cerrado acuerdos para absorber los 1.600 empleos de Puerto Real y todos los de la industria auxiliar. La firma principal podría ser la catalana Ficosa, que reutilizaría la planta y dará empleo a unos 500 trabajadores.

La noticia de las empresas que acabarán con la crisis de Delphi la dio ayer el consejero de Empleo, Antonio Fernández, quien desveló que los acuerdos están 'totalmente cerrados ' con firmas dedicadas a la ingeniería de automoción, software, energía y biodiésel.

Aunque sin desvelar los nombres de las compañías, Fernández manifestó que el conflicto 'ya tiene una solución orientada ' y señaló que 'su ejecución pasa necesariamente una vez que Delphi pase por taquilla '. No obstante, aseveró que 'se vaya a o no se vaya Delphi, hoy día tenemos una salida '.

Así, explicó que habrá un bloque de 500 trabajadores que permanecerán posiblemente en las instalaciones y en la actividad de automoción de Delphi. Se trata, según Fernández, de una firma que 'es solvente, de origen e instalación en Cataluña y con más de 20 centros productivos en España dedicados a la automoción ', concretamente a direcciones.

El perfil coincide con la compañía catalana Ficosa, aunque la empresa declinó ayer confirmar la noticia.

Para reutilizar la planta de Puerto Real habría que lograr que los activos sean cedidos gratuitamente a manos de los gestores públicos para que a su vez se adjudiquen a empresas privadas. No obstante, esta cesión no es condicionante para la instalación de esta empresa, aunque el consejero señaló que 'por las buenas o por las malas esos activos pertenecen al patrimonio de los gaditanos '.

Antonio Fernández manifestó que la intención es que exista actividad industrial en las instalaciones hasta 2010, 'mientras la factoría o los activos van tratando de dirigirse hacia la diversificación '.

Para un segundo grupo de empleados se cumplirá el plan industrial en su plan social, como tenía obligado la multinacional, por lo que 'tendrá que aplicarse el plan de prejubilaciones '.

Para los demás trabajadores habría un periodo de adaptación de entre cero y 24 meses. Un tiempo durante el que los trabajadores serían indemnizados mientras que se garantiza su formación. En este sentido, señaló que se elaboraría un plan de incentivos a la inversión y a la contratación de trabajadores para conseguir que entre cero y 24 meses el total de trabajadores en condiciones de trabajar estuviera trabajando. Así, estos trabajadores irían destinados a diferentes empresas 'vinculadas siempre a las profesiones de ingeniería o de actividades industriales '. De ellos, entre 150 y 400 se dedicarían al software e ingeniería de software en una empresa de origen andaluz. Otros 200 trabajadores serían recolocados en una empresa de producción de placas de energía fotovoltaica, otros 100 trabajadores se dedicarían a la producción de biodiésel y unos 700 más a la fabricación e inducción de acero.

Según explicó el consejero de Empleo, estas empresas irían ubicadas algunas en los anexos de Delphi y otras, 'si conseguimos la cesión de los activos por las buenas o por las malas en Delphi y si no, en el entorno de la Bahía '.

En cuanto a la industria auxiliar de Delphi, Antonio Fernández señaló que 'hemos ofrecido el mismo paquete a las empresas auxiliares que pasarían también por un periodo de reciclaje que subvencionaría el Gobierno andaluz '.

Zapatero da plenas garantías a la plantilla

El presidente Rodríguez Zapatero aprovechó ayer su visita a Sevilla para reunirse con el comité de empresa de Delphi y garantizar el mantenimiento del empleo tras el cierre de la multinacional. Zapatero aseguró que habrá empleos alternativos para los 1.600 empleados y toda su industria auxiliar. Zapatero pidió 'paciencia y confianza ' y el comité se mostró muy satisfecho con los resultados de la cita. Como muestra del compromiso del presidente se anunció que representantes de la Oficina Económica de La Moncloa estarán presentes en la mesa de negociación.

Por su parte, el plenario del congreso de la Confederación Europea de Sindicatos aprobó por unanimidad una resolución de apoyo a los trabajadores donde se piden más ayudas, ya que 'no basta con acudir a los Fondos Estructurales Europeos y al Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización '.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.