Durante el año 2006 se perdieron en la industria española del automóvil 6,4 millones de horas de trabajo por absentismo. Esta cifra equivale a que en una fábrica de 4.000 trabajadores a dos turnos hubieran decidido no ir a trabajar en todo un año.

Este es el resultado de un estudio realizado por la Asociación de Fabricantes de Automóviles (Anfac) , que firma Félix Martín-Monzú, el director de su departamento de Relaciones Laborales y que pone en evidencia la gravedad de un hecho del que hace tiempo se vienen quejando los directivos de las marcas fabricantes, empeñados en mantener la productividad y competitividad de sus plantas.

Evidentemente, algunos lo hacen más que otros, puesto que, según la fábrica, el porcentaje varía desde algo menos del 6% al 8,5%. Pero lo peor es que la tendencia no ha dejado de crecer desde comienzos de los años 90. La alarma saltó cuando al inicio de la presente década se alcanzó un índice general medio del 5% que desde entonces ha aumentado en dos puntos más.

Bajas médicas

El absentismo injustificado amparado en una baja médica improcedente es el principal motivo de esta lacra en el sector. Se hace por tanto necesario un mayor control de las bajas por parte de la Administración Sanitaria y de la Seguridad Social, especialmente de las de corta duración. Las medidas adoptadas recientemente por la Administración para un mayor control del de larga duración, son insuficientes.

Los médicos de empresa y los de las mutuas, conocedores de los puestos de trabajo, de las posibles patologías y capacidad de permitir o no el desarrollo adecuado de una determinada actividad, deberían tener una mayor participación en estos procesos.

Las empresas intentan actuar, a través de los convenios y de nuevas políticas de recursos humanos, para disuadir de esta práctica a sus trabajadores y, al mismo tiempo, intentar concienciar a todos los que la integran de la importancia del problema.

Esto supone involucrar a la representación de los trabajadores, que debe asumir su responsabilidad y apoyar a la empresa en las medidas que adopte para su solución. Los sindicatos con mayor representación, tanto en el ámbito del Observatorio Industrial del Automóvil de 2006, como en el Acuerdo de Negociación Colectiva (ANC 2007) se han comprometido ya a la necesidad de identificar las causas del absentismo y adoptar medidas correctoras y de control del mismo, por lo que cabe imaginarse una pronta reducción del mismo.

Pero existe el otro absentismo en cuya causa el autor del estudio ve causas socioeconómicas y culturales, como la mayor valoración del ocio y el tiempo libre, la no existencia de cargas familiares, el apoyo económico familiar, el relajo social en la valoración de estas conductas irregulares, etcétera. Es el absentismo que más se ha desarrollado en los últimos años y el más difícil de combatir.

Los más jóvenes

Sus responsables, y esta es la queja permanente de los directores de recursos humanos de las marcas, son los trabajadores más jóvenes de la plantilla –normalmente solteros– que viven en casa de sus padres y no se sienten obligados a trabajar para mantener una familia.

La ausencia al trabajo después de festivos señalados o incluso en ciertos turnos tras el fin de semana, es ahora tan habitual como lo era hace una generación ausentarse para atender la cosecha, en las fábricas situadas en el medio rural. Es de imaginar la desesperación de los japoneses de Suzuki cuando en época de recogida de la aceituna, el absentismo laboral pasaba del 20% en la planta de Linares (Jaén).

En las empresas no acaban de hallar una solución a este problema. Desde los diferentes departamentos de recursos humanos se cree que sólo el reproche social y la actitud de sus compañeros, pueden llegar a ser eficaces. Pero, hoy por hoy, salvo en casos muy particulares, entre los trabajadores no se reprocha el absentismo.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.