La principal aerolínea de India, Indian Airlines, ha decidido dejar en tierra a los empleados que considera con sobrepeso. La compañía también invita a la jubilación voluntaria a las mayores de 41 años.

El Tribunal Supremo ha respaldado esta semana la decisión de la compañía del Estado porque considera que "la seguridad de un avión en el aire depende de la habilidad para actuar de la tripulación". Para la jueza que llevó el caso, "en esta era de competición despiadada" las aerolíneas no pueden permitirse medidas relajadas en cuanto a la personalidad o condición física de sus empleados.

"He perdido mi trabajo porque ellos consideran que tengo tres kilos de más", cuenta Shila Yushi, una de las 100 personas afectadas, según el sindicato de trabajadores. Yushi ha trabajado 26 de sus 50 años para Indian Airlines, mide 1.62 metros y pesa 66.5 kilos.

"No me asignan ningún vuelo ni me dan trabajo en tierra, llevo tres meses sin recibir dinero", reclama la azafata. El personal recibe un promedio de 20.000 rupias (unos 350 euros) de sueldo base, más una comisión por hora de vuelo, con lo que pueden duplicar o triplicar su sueldo. Según el secretario del sindicato de trabajadores de Indian, J. Jabkadina, la tabla de pesos permitidos para volar según la aerolínea es "arbitraria" porque no contempla el índice de masa corporal reconocido internacionalmente.

Este índice se calcula teniendo en cuenta el peso y la altura. Si el número resultante supera el 25 se considera que hay sobrepeso. Es el caso de la azafata Yushi, que con sus 66,5 kilos tendría 25.3 de masa corporal. Sin embargo, al exigirle 63 kilos, Indian le pide que reduzca el índice a 24. "Creo que no lo hacen por mi peso, sino por mí, porque ya no soy joven y bella como las cientos de chicas que han reclutado hace algunos meses", lamenta Yushi.

La medida de Indian Airlines es discriminatoria e inconstitucional, según el abogado de los trabajadores, Arvind Sharma. "Tratan de crear una industria glamurosa, con gente cada vez más joven y guapa". Este abogado apelará la resolución.

Las normas de Indian Airlines han ido reduciendo el nivel de sobrepeso permitido. En 1991 se podían tener hasta 10 kilos de más, en 1998 el límite se redujo a siete, en 2000 a tres y hace medio año se impuso la medida de ni un kilo de más, que llevó a Indian al Tribunal.

Todas las aerolíneas establecen requisitos físicos a sus azafatas, aunque el más estricto es la estatura.

Los trabajadores también se quejan de que la aerolínea invita voluntariamente a jubilarse o a trabajar en tierra a las mujeres de más de 41 años. Anita Dabbas tiene justo esa edad, pero no piensa dejar su trabajo porque se siente joven y en forma. Cumple con las normas de peso, pero asegura, como muchos otros empleados, que sufre mucha presión.

Articles relacionats / Artículos relacionados

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.