España necesita pasar de 450.000 alumnos de FP a 675.000 para equipararse a los países más competitivos de Europa, donde estos estudiantes son una media del 60 % de todos los estudiantes de la educación secundaria postobligatoria, según un informe.

España necesita pasar de 450.000 alumnos de FP a 675.000 para equipararse a los países más competitivos de Europa, donde estos estudiantes son una media del 60 por ciento de todos los estudiantes de la educación secundaria postobligatoria, según las conclusiones del informe Nexos FP 2007, presentado hoy.

El estudio, promovido anualmente por CEAC, indica que los estudiantes de estas enseñanzas encuentran trabajo antes, con un sueldo mayor y un empleo más estable que algunas titulaciones universitarias; las empresas exigen más titulados de FP y estudios más actualizados y los sectores con mayor demanda de empleo deberán cubrirse con graduados de este tipo.

Los matriculados de FP en España rondan el 40 por ciento de los que siguen estudiando después de la educación obligatoria, con una tendencia creciente desde 1990, pero alejada del 60 por ciento que sigue prefiriendo el Bachillerato, al contrario de lo que sucede en Reino Unido, Países Bajos, Italia, Alemania y Francia.

Cerca del 90 por ciento de los estudiantes de FP lo hacen por vocación (casi el 60 por ciento) y por expectativas profesionales (en torno al 30 por ciento). De hecho, el 71 por ciento de los graduados encuentra trabajo en menos de seis meses, particularmente los hombres (76 por ciento) y en la Comunidad de Madrid (más del 80 por ciento).

Entre los estudiantes, el 68 por ciento es optimista sobre el futuro laboral.

El presidente del Consejo Superior de las Cámaras de Comercio, Javier Gómez-Navarro, indicó que el 30 por ciento de los que realizan prácticas se quedan a trabajar en las mismas empresas. No obstante, existe un 46 por ciento de titulados que no ha recibido ningún tipo de formación tras concluir los estudios y un 55 por ciento que no tiene intención de formarse el año próximo. Los que están estudiando ahora quieren compaginar trabajo y formación (44 por ciento) o sólo seguir formándose (17 por ciento).

La mayor parte de la contratación de titulados de FP se concentra en la construcción, hostelería y administrativos, y la oferta de empleo es superior a la demanda en los sectores eléctricos y sanitarios.

Los salarios brutos de los titulados de FP están entre 11.000 y 14.000 euros anuales según la especialización.

El estudio considera que la titulación de FP crecerá por el aumento demográfico, la demanda empresarial, las pruebas libres para adultos sin formación o la formación a distancia.

El informe constata que España es uno de los países que menos invierte en formación continua, y esto "repercute directamente" en la competitividad.

El paro de los trabajadores sin titulación profesional llega al 20 por ciento (8,5 por ciento de media nacional) y el 50 por ciento de éstos piensa que mejorarían con FP.

Las empresas hablan de exceso de universitarios, que a veces se emplean en puestos de menor titulación, y escasez de graduados de FP media y superior, así que muchas veces deben recurrir a la formación interna.

El estudio se basa en 1.500 entrevistas de alumnos y graduados de FP y adultos sin titulación profesional, y siete entrevistas en profundidad a representantes de instituciones y empresas.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.