Experiencias de todo tipo, habilidades, pasiones y talentos ocultos son los elementos que hacen únicas a las personas y que realmente crean profesionales indispensables. Potenciar estas marcas personales va mucho más allá que ganar en productividad.

Resumen:

Para los autores de este artículo el Personal Branding implica trasladar el peso de las decisiones de unos pocos a toda la organización, especialmente a los que dan la cara, y esto siempre es polémico. Sin embargo, a lo largo de todo el texto Andrés Pérez y Tomás Marcos ponen de manifiesto los riesgos de permitir que las cosas no cambien dentro de las organizaciones. Así, si se sigue poniendo limitaciones a la información aparecerán filtraciones y se acabará con la poca confianza existente. Hasta que todo se derrumbe. Y si se sigue gestionando a las personas como recursos sólo se conseguirá que los profesionales "hagan su trabajo" y nada más. El verdadero talento va a quedar desaprovechado; por lo que crear y vivir una Marca Personal fuerte es una de las mejores inversiones que puede hacer uno y debe buscar una empresa, ya que el mundo necesita marcas fuertes y confía en ellas. "Si podemos ser una de ellas, todos nos enriqueceremos", aseguran los expertos.

Publicado en el número 210 de la revista, de mayo de 2007

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.