Todo el mundo habla sobre el cambio climático, pero solo unas cuantas empresas están llevando a cabo iniciativas significativas en favor del medio ambiente en el Reino Unido. Es el caso, por ejemplo, del Hong Kong Shanghai Banking Corporation (HSBC).

Si hablas con cualquier directivo británico, probablemente te encuentres con que, durante el pasado año, han discutido sobre la reducción de las emisiones de carbono de sus compañías. Pero si les preguntas cómo logran implicar a sus trabajadores para combatir el cambio climático desde el trabajo, el desafío se hace más evidente.

Menos de la mitad de los 1.200 empleados que respondieron a una reciente encuesta electrónica de la Trade Union Congress (TUC), el mayor sindicato británico, afirma que su empresa dispone de una política medioambiental. Los trabajadores admiten que incluso si se dispone de esa política, raras veces se toman medidas para reducir el impacto ambiental como, por ejemplo, imprimir los papeles por ambas caras. La encuesta también sugiere que los trabajadores son incapaces de darse cuenta de que las pequeñas acciones pueden marcar una gran diferencia.

Actitudes cambiantes

La TUC se queja de la pobre concienciación empresarial respecto a la ecología en el lugar de trabajo, instando a más organizaciones a que animen a sus plantillas a ser medioambientalmente responsables. Pero las compañías reconocen cada vez más la necesidad de que RH apoye sus políticas medioambientales, aprovechando el conocimiento de esta función sobre los trabajadores y llevar a cabo estrategias ecológicas relevantes para cada empleado.

HSBC, por ejemplo, ha creado una asociación con dos organizaciones dedicadas a la conservación del medio ambiente, WWF y Earthwatch, para responder a la amenaza que supone el cambio climático. La asociación dará la oportunidad a 25.000 de sus empleados de hacerse voluntarios en proyectos medioambientales locales en 20 ciudades por todo el planeta. Además, 2.400 empleados trabajarán con los científicos de Earthwatch en un proyecto de dos semanas para recopilar datos sobre el cambio climático en los bosques de Brasil o China.

El banco quiere que esta experiencia se acabe trasladando eficazmente al entorno laboral. Los trabajadores, cuando vuelvan, se convertirán en ‘defensores ecológicos’ que podrán enseñar valiosos conocimientos y habilidades a sus compañeros. Nigel Pate, máximo responsable de responsabilidad social corporativa en HSBC, contaba: “Hemos estado trabajando con el departamento de RH para evitar que la experiencia de las dos semanas no caiga en saco roto.”

Antes de participar en cualquiera de los programas, los empleados tienen acceso a un programa de aprendizaje online, que incluye herramientas, información y módulos sobre lo que es el cambio climático y por qué es importante poder aplicar medidas en el trabajo. “Los equipos de RH nos han ayudado a desarrollar el material ya que ellos conocen la capacidad de aprendizaje de los destinatarios y los formatos a los que están acostumbrados”, afirma Pate. “Cuando vuelvan, los trabajadores habrán desarrollado determinadas habilidades como las de liderazgo o las de trabajo en equipo, totalmente aplicables a la vida en el HSBC.”

El banco mide anualmente sus emisiones de carbono y fue uno de los primeros bancos que se convirtió en emisor neutral de carbono compensando sus emisiones de gas de efecto invernadero.

Informe sobre las emisiones de carbono

HSBC y otras 1.000 grandes empresas informan cada año sobre sus emisiones a través de la web del Carbon Disclosure Project (CDP), un proyecto que pretende que las grandes compañías informen sobre sus emisiones contaminantes. Este proyecto no lucrativo empezó en el año 2000 y permite a los inversores valorar cuáles son las organizaciones están haciendo frente al problema.

El informe del CDP del año pasado consiguió el apoyo de 225 inversores institucionales a escala global que representan 16 billones de libras en activos, dejando claro que las presiones morales y económicas sobre el cambio climático están fuertemente vinculadas. El informe confirmó que el sector privado está ahora muy implicado en la lucha contra el cambio climático.

Pero una encuesta realizada recientemente por la Carbon Trust, una organización financiada por el gobierno que orienta a las empresas en la reducción de emisiones, entre 1.000 empleados británicos indica que uno de cada cuatro trabajadores cree que sus empresas no hacen lo suficiente para reducir la contaminación que producen. Y menos de un 20% afirma que sus compañías están llevando a cabo programas para que los trabajadores consuman menos energía.

El Ministerio de Medio Ambiente del Reino Unido se ha unido hace poco con la Carbon Trust para desarrollar un estándar empresarial que permita medir la totalidad de las emisiones de carbono que se producen durante el ciclo de vida de los productos y servicios que ofrecen las empresas.

Pequeña empresa

Las Cámaras de Comercio británicas señalan que la Carbon Trust debería hacer mucho más para ayudar a las pymes a medir su impacto ambiental.

Matthew Farrow, director de Medio Ambiente de la Confederation of British Industry (la principal patronal británica), sostiene que hay muchas organizaciones dispuestas a ayudar a empresas de cualquier tamaño a afrontar el cambio climático, pero que hay poca información sobre a cuál pueden dirigirse. En cuanto al papel de RH en la lucha contra el cambio climático desde la empresa, Farrow concluye: “Potencialmente, RH podría llegar más lejos marcando a los jefes de línea una serie de objetivos para asegurarse de que formen a sus trabajadores sobre el cambio climático o de que les animen a dar pequeños pasos como, por ejemplo, apagar la impresora al salir del trabajo.”

Acceso a la noticia: http://www.personneltoday.com/Articles/2007/06/11/41030/climate-change-initiatives-in-the-workplace-how-can-hr-turn-words-into-actions.html

Acceso a Carbon Disclosure Project (CDP): http://www.cdproject.net

Acceso a Carbon Trust: http://www.carbontrust.co.uk

* Peacock, Louisa. “Climate change initiatives in the workplace: How can HR turn words into actions?”. Personneltoday.com, 11/06/2007. (Artículo consultado on line: 15/06/2007)

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.