En 2006 España se alejó de los países más avanzados en Sociedad de la Información europeos. Pasó del índice 13 al 20. Sólo Italia ha tenido un evolución peor en el continente, según el informe anual sobre Sociedad de la Información de la Fundación Orange.

Las razones de esta desaceleración se deben, según el estudio, al freno en términos de financiación de políticas de fomento de la Sociedad de la Información entre los años 2001 y 2004, ya que este tipo de políticas tienen unos efectos temporales a medio o a largo plazo.

El informe elabora un índice propio eEspaña que sintetiza los resultados del estudio, la convergencia con Europa y que mide el grado de desarrollo de la sociedad de la Información en distintos países respecto al entorno, acceso y uso de las tecnologías de la información.

El estudio dice que la desaceleración de España en esta materia ha sido muy leve pero ha permitido que otras economías como la República Checa, Eslovenia, Eslovaquia, Lituania o Letonia hayan superado a España.

La posición de España dentro de Europa, con un valor de 41 sobre 100, equivale al 56% del desarrollo de países líderes como Finlandia o Islandia, frente al 61% del año 2005.

Respecto al Reino Unido (puesto 7), España está al 69,48% de su desarrollo; de Alemania (puesto 8), a un 71,93% (casi cinco puntos menos que en 2005), y Francia (12), el 77,36% (este último con datos de 2004).

Oportunidad perdida

El estudio habla de una "oportunidad pérdida", ya que mientras Italia puede justificar el debilitamiento de las políticas en esta materia por la crisis económica, no sucedía así con España con bonanza económica.

Por subíndices, en el de infraestructuras de red, formación e inversión en TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación), España se sitúa en el puesto 22, por debajo del año anterior, debido a la debilidad del sector cuyo valor añadido bruto ha caído con respecto a 1995 provocando que las exportaciones TIC en España hayan descendido en relación con el año 2000.

En formación, el estudio señala que España se encuentra a la cola de las empresas europeas en relación a la formación TIC de sus trabajadores ya que se prima el autoaprendizaje frente a la formación corporativa.

A pesar de la debilidad del entorno TIC, España destaca por el fuerte y maduro mercado de telecomunicaciones móviles.

En acceso a las TIC muestra una mejoría con respecto al pasado informe y figura en el índice en el puesto 16. Señala la buena posición de España en banda ancha aunque estima que debería mejorar el ancho de banda medio, y también hace hincapié en el desarrollo de la Administración electrónica para empresa, por encima de la media europea.

En el uso TIC España se sitúa en el puesto 25, con niveles de comercio electrónico, seguridad en las transacciones y la navegación, uso de servicios públicos electrónicos y de servicios de eSalud, muy bajos.

Acceso a la página web de la Fundación Orange, con acceso directo al informe: http://www.fundacionorange.es

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.