Jesús Caldera, Ministro de Trabajo: "La ayuda de 2.500 euros por cada nuevo hijo nos pone a la vanguardia del Estado del Bienestar. Forma parte de un proceso de políticas que adecuarán nuestros derechos familiares a los de los países más desarrollados."

Hoy los niños en España nacen con un nuevo derecho. En su discurso en el debate sobre el estado de la nación, el presidente del Gobierno anunció que, a partir del 3 de julio, cada familia con residencia legal en España recibirá 2.500 euros por cada hijo que nazca. Una medida que trae un nuevo derecho universal a los más de 460.000 niños y niñas que nacen cada año o a aquellos más de 6.300 niños y niñas que cada año, por adopción, se insertan en un espacio familiar del que carecían.

La mayor parte de la sociedad española ha considerado que se trata de una medida positiva y encaminada en la buena dirección de los intereses generales. Una medida que se viene a sumar a otras medidas del Gobierno para proteger a las familias. Una medida que responde al interés general. Y es una decisión de quién debía tomarla, como debía y dónde debía.

En efecto, esta medida viene a ser el símbolo material de un proceso más amplio de políticas familiares como las que ya está desarrollando el Gobierno, y las que se propone desarrollar en un futuro próximo, con el fin de adecuar nuestra agenda de derechos familiares a las de los países más desarrollados de nuestro entorno.

Durante la presente legislatura el Gobierno de España ha trabajado intensamente para mejorar las políticas de apoyo a las familias. Leyes como la que promueve la autonomía y la atención a las personas dependientes, que afectarán en los próximos siete años a más de 1.200.000 personas, son leyes de apoyo a las familias. Pues el cuidado de los dependientes ha sido un compromiso tradicionalmente privativo de las familias y ahora pasa a ser un derecho de prestación por parte del Estado.

Ésa es la respuesta a una de las mayores necesidades de las familias españolas. Un derecho que nos pone a la vanguardia de la construcción de un nuevo pilar del Estado del Bienestar, y nos da la posibilidad de ordenar y dar coherencia a las muchas acciones que se están aplicando en las políticas de familias e igualdad, llamadas a transformar intensa, radicalmente, nuestra sociedad en los próximos años. Así, este año, unas 200.000 personas en situación de dependencia severa van a disponer de una media 1.014 euros al mes para su atención.

Políticas de apoyo a las familias son las que reconocen el derecho a conciliar la vida familiar y laboral. Un derecho establecido en esta legislatura y que ya ha beneficiado a los más de 50.000 padres que, a día de hoy, ya disfrutan de un permiso para ayudar a cuidar a sus hijos. Políticas de apoyo a las familias son la ampliación en dos semanas del permiso de maternidad o la adaptación del tiempo de trabajo. También aquellas que contienen prestaciones económicas directas o a través del ámbito fiscal, como los incrementos de las desgravaciones por hijo entre un 28% y un 83%; o de un 38% en el caso de tener algún hijo con discapacidad. Por ejemplo, para una familia media con dos hijos de 3 y 4 años, supone un ahorro en su declaración de la renta de 1.900 euros.

De igual modo, apoyo a las familias son las mejoras en las pensiones de la Seguridad Social en lo que se refiere a parejas de hecho, viudedad -beneficiando a más de 730.000 personas, especialmente a las viudas menores de 65 años-, en orfandad o discapacidad. Todo ello sin olvidar el objetivo de superar en tiempo y cuantía las perspectivas de la Estrategia de Lisboa que recomiendan alcanzar una cobertura de un 33% del derecho a la educación temprana de los niños y niñas entre cero y tres años antes de 2010, para llegar a la cobertura total en la próxima Legislatura.

La lista es más larga, muy larga. Tanto como el compromiso de los socialistas con las familias de nuestro país. Un compromiso que, en otras legislaturas, se materializó en la educación, la sanidad y las pensiones. Un compromiso que no hará sino crecer en el futuro. Y, es verdad, esos proyectos siempre han encontrado el apoyo de los españoles y de las españolas. En eso consiste gobernar democráticamente, en recabar apoyos para llevar adelante proyectos políticos. Proyectos que hacen mejor el presente y más esperanzador el futuro.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.