La operadora ha puesto en marcha una iniciativa a gran escala para comprometer a la plantilla con los objetivos y la estrategia corporativos. Dos consultoras son las responsables de trasladar a 6.000 directivos la nueva faceta multinacional de Telefónica.

El proyecto ha comenzado en España, se llevará a Latinoamérica y volverá al resto de los países de Europa donde Telefónica tiene presencia. La operadora ha puesto en marcha una iniciativa a gran escala para comprometer a la plantilla con los objetivos y la estrategia corporativos. Dos consultoras son las responsables de trasladar a 6.000 directivos la nueva faceta multinacional de Telefónica.

Telefónica ha cambiado radicalmente su fisonomía como empresa desde que comenzó el asalto a Latinoamérica, a principios de 1990. Sus objetivos como una de las principales multinacionales de telecomunicaciones del mundo ya no son los que eran y la mejor manera de alcanzar las metas que se ha planteado es implicar en ellas a la plantilla. Para conseguirlo, la operadora también ha evolucionado los métodos y ha puesto en marcha una iniciativa sin precedentes en la escena empresarial española por las dimensiones y el número de países en los que se llevará a cabo.

Más de 6.000 mandos medios de Telefónica en 20 países distintos recibirán una formación específica, que luego deberán trasladar a través de la denominada comunicación en cascada a los 230.000 empleados de la operadora, según fuentes conocedoras del programa. La iniciativa ya se ha puesto en marcha en España, y desde ahí se extenderá primero a Latinoamérica y después al resto de los países de Europa donde está presente la compañía.

España, como mercado de origen de Telefónica, es la nación en la que se formará a más trabajadores, 2.355. El siguiente país por importancia es Brasil, con 994 mandos medios elegidos para las jornadas de entrenamiento, seguido de Argentina y Chile.

Para poner en marcha y desarrollar el programa, Telefónica ha tenido que fichar a dos consultoras. Una de ellas, Palladium, ha ayudado al departamento de recursos humanos de la operadora en el diseño del proyecto, mientras que la segunda, Overlap, contribuye en la fase de implantación.

Un mapa como referente

La idea que subyace en el programa de formación es que la plantilla no puede comprometerse con una estrategia y unos objetivos corporativos que desconoce. Por ello, Telefónica ha decidido sacar las grandes líneas de actuación del ámbito de los altos ejecutivos para trasladarlas a todos los empleados de cualquier país, empresa, cargo y área funcional, con el convencimiento de que los trabajadores son claves para la consecución de las metas.

Otra línea fundamental del plan es que para alinear y comprometer a la plantilla con la estrategia, los trabajadores deben tener una idea clara de qué es Telefónica, hacia dónde va y cómo ha llegado hasta ahí. Y, para ello, la operadora se ha embarcado en las nuevas técnicas de recursos humanos en las que Telefónica se representa como un mapa que ilustra la transformación de una ciudad a lo largo del tiempo y la evolución que ha experimentado la compañía para adaptarse a cada momento. Esta metodología se denomina visual y tiene la finalidad de involucrar a los empleados, al conseguir que cada uno de ellos conozca su papel en la estrategia.

Eso sí, es una técnica visual, pero también personalizada y, por lo tanto, intensiva en tiempo. Las sesiones son de 120 minutos y los grupos oscilan entre los seis y los 10 empleados. Puesto que son más de 6.000 los trabajadores elegidos para extender los objetivos corporativos a la plantilla, el departamento de recursos humanos y las consultoras necesitarán entre 600 y 1.000 sesiones en países de tres continentes distintos para dar por finalizado el proyecto.

Telefónica ha realizado muchas campañas de formación entre sus empleados, pero se trata de la primera iniciativa a gran escala que desarrolla la operadora no para mejorar el perfil profesional de determinados trabajadores, sino para explicar a la plantilla el porqué de las últimas adquisiciones o lanzamientos de la compañía y sus planes de futuro, de forma horizontal e igual para todos.

A través de esta iniciativa, los empleados de Latinoamérica están llamados a entender por qué se compró O2, por ejemplo, mientras que los trabajadores de la compañía británica tendrán una idea clara por primera vez de qué dimensión y objetivos tiene la empresa para la que trabajan.

La operadora escala 17 posiciones en el FT Global 500

Telefónica ha logrado la posición número 47 en el ranking de las 500 mayores empresas del mundo que realiza anualmente el Financial Times con datos de capitalización. De esta forma, la operadora española ha entrado en el club de las 50 mayores corporaciones del globo, como adelantó Cinco Días el pasado 9 de febrero. En los últimos 12 meses, la operadora ha escalado 17 posiciones, ya que en la clasificación del último ejercicio estaba en el puesto 64.

Por sectores, Telefónica ocupa la tercera posición en el conjunto de compañías integradas de telecomunicaciones, por detrás de AT&T y Verizon. Otras empresas dedicadas sólo al móvil, como China Mobile o Vodafone, están en otra categoría, aunque se situarían por delante de la española.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.