Ante la polémica sobre la caída del salario real medio en los últimos 10 años un informe del Observatorio Permanente de la Inmigración apunta que los sueldos en España crecen, pero la media salarial no aumenta por encima de la inflación.

En 1980, casi 50.000 cubanos -los llamados marielitos- llegaron hasta Miami y apenas provocaron efectos sobre los salarios y los empleos locales. Ese proceso continuó, y Miami es hoy uno de los focos más activos económica, social y culturalmente de Estados Unidos. En España apenas había hasta ahora datos fiables sobre el efecto de la inmigración en el mercado laboral. Pero la secretaria de Estado de Inmigración, Consuelo Rumí, presentó ayer Inmigración y mercado de trabajo. Informe 2007, con dos conclusiones que apuntan en la senda de experiencias como la de Miami: la entrada de inmigrantes no ha reducido las oportunidades de empleo ni los salarios de los trabajadores españoles.

Ante la polémica sobre la caída del salario real medio en los últimos 10 años, el informe del Observatorio Permanente de la Inmigración apunta que los sueldos en España "crecen, pero la media salarial no aumenta por encima de la inflación". El estudio que firma Miguel Pajares se alinea con los argumentos del Banco de España: "La media no sube porque se incrementa la proporción de trabajadores -muchos de ellos inmigrantes- en sectores de bajos salarios".

El boom migratorio desde 2000 "ha venido acompañado de un desplazamiento de los trabajadores españoles hacia el sector servicios", de manera que los inmigrantes se han incorporado a las categorías laborales más bajas -en sectores como la construcción, la hostelería y el servicio doméstico- y han favorecido el acceso de los nativos a las intermedias y altas. Así, es compatible que el salario medio baje mientras todos los grupos mejoran su poder adquisitivo.

El informe destaca que la última regularización de inmigrantes provocó un aumento de 283.000 residentes extranjeros en España en 2006, el menor ritmo anual desde 2001. Ese dato "desmiente el efecto llamada y deja al descubierto las críticas del PP, y desmonta tópicos como el efecto sobre los salarios", afirmó Rubí. Sin embargo, hay excepciones: franjas de trabajadores españoles, en las zonas de sueldos más bajos y con más problemas de movilidad, que "pueden estar sufriendo cierta merma de sus salarios por la afluencia de inmigrantes", como en el servicio doméstico, apunta el informe.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.