La globalización de los mercados y las personas, la incorporación de la mujer al mundo laboral y la inmigración han dado lugar a la gestión de la diversidad en las empresas. Amadeus, Manpower e Iberdrola son ejemplos de promoción de estas políticas.

Mediante los programas de diversidad se establecen políticas para gestionar las diferencias, semejanzas, cualidades, atributos y valores de cada miembro de los equipos, aumentar el potencial conjunto y transformar lo diferente en una fortaleza, lo que requiere un esfuerzo añadido de comunicación. El Grupo Amadeus, Manpower e Iberdrola promueven distintas iniciativas de este tipo entre los empleados.

Manpower

Loles Sala, directora de recursos humanos de Manpower, señala que “la diversidad, más que una moda, es una necesidad ante la globalización de los mercados. Cuanto antes y mejor se gestione, más se adapta la empresa a su entorno y se fomentan la creatividad y la información”.

Para lograrlo, Manpower está desarrollando programas de reclutamiento y selección y otras colaboraciones con diferentes organizaciones -inmigrantes, discapacitados, etcétera- y el llamado Proyecto Integra, que tiene el objetivo de fomentar internamente la información, la comunicación e implicación en la inclusión de colectivos con discapacidad y riesgo de marginación social.

Sala también destaca las promociones internas para fomentar la movilidad nacional e internacional en todo tipo de puestos y diversas iniciativas de formación y desarrollo: planes de acogida dirigidos a los profesionales de estructura y personal en prácticas, entre otros; cursos específicos para gestionar y potenciar la diversidad centrados en el trabajo en equipo, la gestión de conflictos, la comunicación verbal y no verbal y el conocimiento de cómo tratar la discapacidad; y planes de desarrollo en los que se elaboran trayectorias profesionales personalizadas en función del talento individual.

Para hacer llegar estos objetivos a toda la plantilla, la compañía ha diseñado un plan de comunicación de la cultura corporativa que hace hincapié en la transmisión de los valores que fomentan la diversidad y potencia entre los empleados la vinculación a los programas mencionados. Sala afirma que para que estas políticas tengan éxito y lleguen a todos los empleados, es fundamental que la cúpula directiva esté convencida de la necesidad de transmitir a los trabajadores la importancia de la diversidad.

Iberdrola

Para Esther Castaño, directora de comunicación interna de Iberdrola, gestionar y comunicar la diversidad es fruto de la necesidad, por la propia naturaleza de la compañía, “caracterizada por la dispersión cultural, geográfica, temporal y estructural. Además, cuenta con intereses diferentes porque los empleados son a la vez accionistas y clientes”.

Esta profesional subraya que es necesario “transmitir a la totalidad de la plantilla mensajes claros y eficaces para mantenerla informada sobre los retos de futuro y lograr que esté comprometida con el proyecto de la dirección”.

Iberdrola ha diseñado “una estrategia de comunicación interna adaptada a las necesidades de cada colectivo y de cada país, pensando de forma global y actuando de manera local”. Cada acción que se lleva a cabo se mide para evaluar el grado de utilidad y conseguir así que los empleados valoren la comunicación corporativa, explica.

Para ello, organizan reuniones anuales con el presidente de la compañía y su mensaje se transmite a toda la plantilla para involucrarla. Además, tienen en marcha el llamado Programa Comparte, el plan estrella de la compañía, que cada año llega a unos 16.000 empleados. Tiene una estructura vertical, que procede de la primera línea ejecutiva y llega a toda la plantilla con la colaboración de los mandos intermedios que están a cargo de cada uno de los equipos que conforman la empresa. "Cada responsable se convierte en un comunicador", afirma.

Además de este programa, Iberdrola dispone de otras herramientas para gestionar la diversidad a través la revista interna Energía, el portal del empleado y los boletines digitales.

Castaño cree que “la comunicación interna sólo es eficaz si está incorporada a la cultura empresarial, liderada al más alto nivel, interiorizada a través de toda la línea jerárquica y apoyada por profesionales especializados”.

Amadeus

Pilar Ramón, directora de comunicación del Grupo Amadeus, señala que esta firma gestiona más de 250 comunicados corporativos cada año para lograr que el departamento de comunicación sea el primer canal por el que se tiene información acerca de lo que sucede en la firma. La compañía ha desarrollado, dentro de la intranet Opera, un flujo de comunicación a través de e-mails y una newsletter semanal que recopila las actuaciones que se han producido en el mundo.

Esta herramienta de comunicación interna tiene más medio millón de páginas vistas al mes y la información corporativa es la de mayor interés para los empleados. Además, Amadeus tiene previsto lanzar una nueva campaña llamada Big Plan, diseñada para comunicar nuevas estrategias por los equipos de recursos humanos y márketing.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.