La novena Conferencia Europea de Gobierno Corporativo celebrada recientemente en España apuesta por las mejoras del control interno de las sociedades cotizadas y por políticas de remuneración de consejeros adecuadas.

“Es indudable que existe un balance positivo de la evolución e implantación de las prácticas de buen gobierno corporativo en Europa y en España, si bien es necesario profundizar en determinados aspectos, como consecuencia de la crisis financiera, como es la remuneración de los consejeros”.

Estas palabras de Soledad Núñez, directora general del Tesoro y Política Financiera, glosan el objetivo principal de la novena Conferencia Europea de Gobierno Corporativo, que este año se ha celebrado por primera vez en España, con motivo de la Presidencia española de la Unión Europea en el primer semestre del año.

La cita, organizada por el Instituto de Consejeros-Administradores (IC-A), con el respaldo del Ministerio de Economía y Hacienda y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), entre otros organismos, incidió en las lecciones que se pueden extraer de la crisis en términos de buen gobierno de las sociedades.

Ángel Benito, director general de Mercados de la CNMV, destacó que han existido “deficiencias regulatorias y en la supervisión y vigilancia en los mercados”, y pidió mejoras de control interno en el buen gobierno de las sociedades cotizadas.

En opinión de este experto, “una política de remuneración inadecuada puede crear deficiencias y generar asimetrías de información”.

Zsofia Kerecsen, directora de Políticas de Gobierno Corporativo de la Comisión Europea, se mostró partidaria de homogeneizar el marco regulatorio entre los diferentes países de la Unión Europea.

Jaime Carvajal, presidente de las filiales de las multinacionales ABB y Ericsson en España y consejero de Ferrovial, pidió huir de los excesos retributivos del pasado en sectores como el financiero.

A su juicio, los objetivos de los gestores y los accionistas deben coincidir, y los incentivos deben estar orientados al desarrollo a medio y largo plazo de la compañía. Carvajal se mostró partidario de reducir la presencia de indemnizaciones doradas (golden parachutes) para los grandes ejecutivos, y se posicionó en contra de beneficios como fondos de pensiones ligados a la permanencia en el consejo de una compañía. “Limitan la independencia de los consejeros”, afirmó. También se mostró partidario de sustituir las llamadas stock options (opciones sobre acciones) por performance shares (orientadas a una gestión más estable de las compañías).

Propuesta pionera

En las mencionadas jornadas, estuvieron también presentes representantes de la OCDE, la Comisión Europea, Iosco y numerosos inversores institucionales. Todos tuvieron ocasión de conocer de primera mano el reciente nuevo código de gobierno corporativo para empresas cotizadas en Reino Unido de junio de 2010, y del proyecto británico de Código de Conducta para inversores institucionales, propuesta pionera en el mundo.

Acceso al European Corporate Governance Institute: http://www.ecgi.org/

Acceso a 9ª Conferencia Europea de Gobierno Corporativo: http://www.iconsejeros.com/europea/index.php?idioma=in

Articles relacionats / Artículos relacionados

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.