El pasado 23 de marzo, Deutsche Bank firmó su propio plan de igualdad. Transcurridos algo más de tres meses de este hecho, la entidad financiera se enfrenta a su aplicación diaria en toda la estructura y niveles de la organización

En el año 2007 se puso en marcha en España el Plan de Igualdad. A partir de esa fecha, las empresas han empezado a cumplir con cuentagotas esta normativa y todavía queda un amplio espectro de sociedades que tienen que lanzar sus planes.

El pasado 23 de marzo, Deutsche Bank firmó su propio plan. Transcurridos algo más de tres meses de este hecho, la entidad financiera se enfrenta a su aplicación diaria en toda la estructura y niveles de la organización.

Ana Mercado, responsable de Diversidad y Responsabilidad Social Corporativa (RSC) de Deutsche Bank, señala que una de las labores más habituales a realizar en estos momentos consiste en mantener reuniones con el directivo del área correspondiente en la que se hace el seguimiento. "Nos sentamos y le explicamos al ejecutivo los objetivos, las necesidades que implica el plan y cómo afectan a su área de responsabilidad".

El plan busca que en los próximos años ninguno de los dos géneros, el masculino y el femenino, supere el 57% del total de la plantilla. También abarca asuntos referidos a la tabla salarial, a la promoción y a la conciliación.

Según Mercado, su principal misión consiste en realizar "una labor de concienciación en todas las áreas y con los ejecutivos de primer nivel, con el fin de explicarles por qué se está aplicando este plan y qué se quiere conseguir". Igualmente, el banco ha establecido programas de formación para hablar de la diversidad y del plan de igualdad.

La entidad ha creado una comisión de igualdad encargada de realizar el seguimiento de las medidas para saber si se están implantando. Esta comisión está constituida por miembros del comité ejecutivo, de recursos humanos y los sindicatos. "En este comité están presentes no sólo los componentes de recursos humanos, sino también los ejecutivos del área de negocio. Esto habla claramente de la voluntad que existe para implantar el plan y de su integración en el día a día", dice Mercado.

La directiva indica que los empleados del banco están respondiendo positivamente al plan. "La valoración que están haciendo del mismo es muy positiva. Estamos todavía en el proceso de que la gente lo conozca, por lo que vamos comunicándolo por las distintas áreas. El personal está leyendo las medidas y empieza ya a pedirlas", añade.

Otro de los objetivos del programa consiste en buscar una gestión adecuada de la diversidad generacional y cultural. "Queremos fomentar un entorno inclusivo, donde las personas, con todas sus diferencias, saquen todo su potencial. Somos una multinacional y aquí conviven muchas generaciones y culturas. Eso hay que gestionarlo bien".

Generalmente, en las entidades financieras las mujeres juegan un papel secundario en los puestos directivos. "Para 2011 pensamos establecer programas para que las mujeres accedan a los primeros niveles de la organización", afirma Mercado.


Conciliación y prevención como objetivo

El plan de igualdad aprobado por el alemán Deutsche Bank agrupa una serie de objetivos como la introducción del currículum "ciego" en las primeras fases del proceso de selección de los trabajadores, la ampliación de permisos no retribuidos, licencias retributivas y excedencias, por ejemplo para utilizar este tiempo en labores solidarias, o la jornada continuada en casos determinados.

Asimismo, el plan introduce medidas para la protección contra la violencia de género y un protocolo de prevención del acoso moral, sexual o por razones de sexo. "Es un plan muy ambicioso, como lo prueba el que esté firmado por el propio presidente de la entidad en España, Antonio Rodríguez-Pina", aclara Ana Mercado.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.