Con las novedades legislativas, se actualizan los procedimientos administrativos y los costes empresariales. Uno de los trámites legales que más ha cambiado con la entrada en vigor de la Ley de Igualdad ha sido la figura jurídica del absentismo.

Las continuas modificaciones de la legislación laboral que afectan a recursos humanos y administración de personal obligan a los gestores de personas a estar en permanente actualización y los profesionales de recursos humanos necesitan recibir constante formación porque las leyes quedan obsoletas cada año. Con el objetivo de subsanarlo, Ernst & Young, en colaboración con Meta 4, ha impartido unas jornadas formativas sobre las repercusiones del absentismo en la empresa y el análisis de sus elevados costes, enmarcado en el programa de seminarios temáticos que cada cuatro viernes organizan ambas compañías.

En el encuentro, dirigido a profesionales de recursos humanos, de administración laboral y gestión de nóminas, se ha abordado la importancia de realizar los trámites legales correctos y los nuevos plazos establecidos en las incapacidades temporales, accidentes de trabajo, bajas maternales y otros absentismos.

Tal como explica a E&E María Jesús Álvarez, gerente de Ernst & Young España y una de las ponentes del seminario, “muchos procedimientos administrativos de personal no se realizan correctamente, puesto que hay numerosos servicios y ministerios sobre los que se actualiza información de forma constante; además, la comunicación de las novedades legislativas está poco centralizada y es difícil hacerlas llegar a los profesionales de recursos humanos.

Una de las actualizaciones legislativas que más cambios burocráticos ha sido la entrada en vigor de la Ley de Igualdad, que ha supuesto modificaciones en la tramitación de casos de absentismo laboral e incapacitación, los nuevos requisitos de concesión, en la duración del subsidio por incapacidad temporal y el desarrollo de los aspectos más relevantes de la normativa.

"Su aplicación ha supuesto la concesión de una nueva prestación de paternidad, un cambio en la forma de pago de la prestación de riesgo durante el embarazo, aumentos de la prestación del 100 por 100 y la introducción de la prestación de riesgo durante la lactancia", añade David Corbete, responsable de desarrollo de negocio de Meta 4. "Aunque estas nuevas prestaciones son asumidas íntegramente por la Seguridad Social, y por lo tanto no tienen mayor coste salvo la sustitución del empleado, su puesta en práctica sí ha dado lugar a nuevos trámites o a una duplicación de los existentes".

Álvarez explica que con la entrada en vigor de esta norma se producen cambios trascendentales en el ámbito del absentismo. Entre las principales novedades de esta Ley, la gerente de Ernst & Young destaca "el nuevo permiso por paternidad de 13 días por nacimiento de hijo, adopción, acogimiento preadoptivo, permanente o simple. También es importante la nueva causa de suspensión del contrato de trabajo por riesgo durante la lactancia natural, que cubre a la empleada en un 100 por 100 cuando las condiciones laborales pudieran afectar negativamente en la salud de la madre o en la del hijo y no hubiera posibilidad de cambio de puesto de trabajo durante ese periodo de lactancia".

Álvarez subraya que en la empresa existen elevados costes económicos producidos por los diferentes tipos de absentismo en la plantilla. Corbete recalca que la necesidad de formación continua en el área laboral es de creciente importancia, al igual que en otras como "la legislación fiscal, contratación y Seguridad Social, prevención de riesgos laborales, protección de datos, tendencias de recursos humanos y márketing y comunicación aplicada a la gestión de personas".

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.