La consejera de Trabajo de la Generalitat, Mar Serna, ha propuesto a sindicatos, empresarios y profesionales del sector un pacto catalán para luchar contra la siniestralidad en la construcción que, a su juicio, debe llevarse a cabo "cuanto antes, mejor".

La consejera de Trabajo de la Generalitat, Mar Serna, propuso ayer a "sindicatos, empresarios y profesionales del sector" un pacto catalán para luchar contra la siniestralidad en la construcción que, a su juicio, debe llevarse a cabo "cuanto antes, mejor". Según explicó ayer Serna en un coloquio organizado por el Colegio de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Barcelona, la Administración puede impulsar este pacto, pero son los agentes implicados los que deben adoptar un papel "protagonista" en su desarrollo.

El presidente de la Cámara de Contratistas de Obras de Cataluña (CCOC), Rafael Romero, que asistió al coloquio, recogió el guante y se sumó a ese plan propuesto por Serna celebrando "que no sólo acoja a los agentes sociales, sino también a los profesionales". No obstante, advirtió a la consejera de que los accidentes de trabajo constituyen un problema "complejo" y la solución "no vendrá a corto plazo".

La titular de Trabajo afirmó que la prevención de riesgos y la estabilidad en el empleo son las asignaturas pendientes de Cataluña en materia de seguridad laboral, y ha pedido a los empresarios que apliquen las medidas "no sólo para evitar accidentes y sanciones", ya que también están en juego la productividad y la competitividad de sus compañías.

Para Serna, la temporalidad laboral es especialmente preocupante, ya que este tipo de contratos representan el 24% del total en este sector, pero concentran el 42% de los accidentes, por lo que insistió en la necesidad de formación de estos empleados, y ha asegurado que el departamento será "rigurosa e inflexible" con los que no cumplan la normativa.

Serna ha explicado que este pacto, en el que también participarían profesionales como los arquitectos, los aparejadores y los ingenieros, puede ser clave para reducir los accidentes en un sector en el que, según ha asegurado, el 54% de los trabajadores catalanes tienen percepción de riesgo para su salud.

Accidente mortal en Lleida

Además de los accidentes, la consejera también recordó que "ningún país se puede permitir" la pérdida de tres millones de jornadas de trabajo a causa de los accidentes laborales, como sucedió el año pasado en Cataluña, a la vez que señaló que los costes estimados de las enfermedades laborales son tres veces superiores a los de prevención.

Precisamente, Fernando V. F., de 49 años y vecino de El Palau d 'Anglesola (Pla d 'Urgell), murió el miércoles al caer desde una altura de siete metros cuando estaba reparando junto a otra persona el tejado de una granja situada en el camino de Golmés de esa localidad, informa Lluís Visa.

El suceso, considerado un accidente laboral, se produjo sobre las 20.30 horas, cuando, por causas que todavía se desconocen, el albañil cayó al suelo y sufrió graves heridas que le causaron la muerte.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.