El 85% de los directivos de las principales empresas del mundo considera el capital humano como un factor fundamental para el desarrollo de cualquier actividad de su organización, según un estudio hecho entre más de 468 multinacionales.

El 85% de los directivos de las principales empresas del mundo considera el capital humano como un factor fundamental para el desarrollo de cualquier actividad de su organización, según el estudio Alineados con la estrategia, elaborado por Deloitte y The Economist Intelligence Unit (unidad de información del grupo The Economist) entre más de 468 multinacionales.

Sin embargo, a pesar de considerarlo un elemento clave, los datos ponen de manifiesto la poca importancia que aún se da al director de Recursos Humanos. El 52% de las empresas no tiene designado un directivo de ese área, si bien se prevé que en los próximos tres ó cinco años, más de dos tercios de las empresas designen a una persona para este puesto.

En Estados Unidos ya es habitual encontrar al directos de Recursos Humanos en los comités ejecutivos de las compañías. Sin embargo, "en España, los ejecutivos consideran prioritario el buen funcionamiento del negocio y la parte operativa de la empresa, por lo que todavía que da mucho camino por recorren en el desarrollo de este área", explica Enrique de la Villa, socio de Recursos Humanos de Deloitte.

Sólo el 4% de la alta dirección describe a su empresa como de primer nivel en la gestión de personas, mientras que casi la mitad, un 46%, considera que sus capacidades son adecuadas, aunque necesita mejorar.

Según el informe de Deloitte, los principales retos a los que se enfrentan las empresas son la gestión del talento, la formación y el desarrollo de sus profesionales, el desarrollo de líderes y la creación de una cultura de alto rendimiento.En la gestión del talento se incluye la retención del mismo, un problema al que se enfrentan la mayoría de las empresas y "que se ve acentuado en España, donde,si se mantiene la tendencia actual, el número de licenciados en el futuro será menor, mientras que se mantiene el incremento de la oferta de estas personas" explica De la Villa.

Por ello, "se debe dar la vuelta a las políticas actuales de reclutamiento y retribución y centrarlas en la alineación con la estrategia de las organizaciones, lo que será cada vez más caro y complicado", afirma el socio. El sector financiero nacional, por ser el más desarrollado, "es también el más sensible a este problema, ya presente en el sector de la ingeniería y las empresas tecnológicas".

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.