Las redes de mujeres profesionales se convierten en la llave para planificar su ascenso a los puestos directivos. General Electric, Deutsche Bank y Microsoft fomentan estas relaciones.

Dime, espejo mágico: ¿quién es la ejecutiva con mejores contactos de todo el reino? No, no es un cuento: los mentores y las redes de mujeres son claves para planificar su ascenso a la dirección. Muy pocas la alcanzan. Entre otras razones, porque el poder se gesta en el ámbito de las relaciones interpersonales. Y, de nuevo, ahí parten los hombres con ventaja. Por eso cada vez más directivas se unen a ambiciosas plataformas de profesionales, para apoyarse mutuamente y desenvolverse mejor en el sutil entramado del poder. A su vez, los grandes consorcios internacionales se toman cada vez más en serio sus departamentos de diversidad, que reconocen el valor de las plantillas plurales y de la entrada de la mujer en los equipos directivos, y crean redes propias de mujeres (women 's network) para perfilarse como empresas modernas. Es el caso de la entidad financiera alemana Deutsche Bank, pero también de Microsoft (con 8.500 empleadas vinculadas a Women@microsoft) y General Electric, que acaba de celebrar en Múnich el décimo aniversario de su GE Women 's Network (una red con 140 centros de contacto repartidos por el mundo y 40.000 mujeres).

Hay quienes contemplan estas redes como estrategias de imagen huecas. Sin embargo, ellas dicen que sirven. 'No vamos a romper así el techo de cristal, pero es muy positivo que las empresas financien internamente estas redes ', afirma Bettina Schleicher, presidenta de la mayor red alemana, la Business and Professional Women (BPW). 'La mujeres tienen talento y saben liderar, pero sienten que su papel en la esfera familiar es importante, por lo que necesitan apoyo, privado y empresarial, para organizarse ', piensa Isabel Fernández, directora de finanzas comerciales para grandes clientes europeos de General Electric y responsable de la Women 's network de General Electric en Europa, Oriente Medio y África. Por otro lado, María Paz Sánchez, responsable del GE Women 's Network en España y directora de operaciones en la división GE Capital Solutions, lo ve así: 'Permiten amortiguar el dominio de las redes informales masculinas y te aproximan a otras mujeres con poder. Y ves que tú también puedes y te preguntas: ¿por qué no yo? '.

En Múnich se reunieron la semana pasada 150 directivas de Europa, Oriente Medio y África de General Electric para celebrar el décimo aniversario de la existencia de su women 's network, una red de mujeres profesionales creada por la citada empresa para impulsar sus carreras.

No llegamos

Más del 70% de las profesionales de los grandes consorcios alemanes se sienten en desventaja frente a sus colegas masculinos. ¿Por la conciliación? No, la principal razón es otra. Dicen que el dominio de las redes informales y de las relaciones interpersonales masculinas, en las que se gesta el poder, las frena. 'Es ahí donde nosotras, por cultura o por razones familiares, no llegamos ', asegura María Paz Sánchez. 'Búscate una red de contactos fuerte y reconoce a quienes quieren y pueden ayudarte en tu carrera. ' Lo dice la británica Elizabeth Corley, la jefa europea de Allianz Global Investors AG y autora de la obra de literatura negra Crescendo. Sí, son efectivas, afirma también Isabel Fernández, responsable de la women 's network de General Electric en Europa, Oriente Medio y África. 'Para aprender a desenvolverse en el sutil entramado del poder ', añade Fernández.

'Vemos los resultados y son positivos. Sobre todo porque podemos registrar los intereses y las necesidades de la mujeres y asesorarlas lo mejor posible para retenerlas en la empresa. ' Según Fernández, 'el porcentaje de entrada de mujeres profesionales en la compañía es elevado, pero muchas abandonan, se quedan por el camino. Entre otras razones, por asuntos de conciliación familiar '. La edad de riesgo: entre los 25 y los 35 años.

En el mismo sentido se expresó en octubre el jefe de Renault, Carlos Ghosn, en el Women 's Forum en Deauville (Francia), llamado el Davos femenino. 'Lo habitual es ofrecer a los hombres los puestos directivos. De las mujeres hemos pasado '. Ghosn ha convertido el asunto de la promoción de la mujer en una prioridad de su compañía. Tiene tres hijas y reconoce que tiene razones privadas para ello: 'Un padre no puede aceptar que sus hijas tengan peores oportunidades por ser mujeres '. La gran mayoría de las profesionales alemanas que trabajan para grandes empresas considera que el dominio de las redes masculinas son un gran obstáculo para ellas, según un estudio realizado por el consultor alemán Heiner Thorborg, en cooperación con el diario Financial Times Deutschland y la revista Capital. 'Las mujeres deben aprender de los hombres a utilizar las relaciones privadas en su vida profesional ', reclama Bettina Schleicher, abogada y presidenta de la mayor red de mujeres de negocios alemana, la Business and Professional Women (BPW), con 1.729 miembros.

Para Anke Domscheit, jefa de proyectos de McKinsey en Alemania y una de las máximas responsables de otra gran plataforma de mujeres, la European Women 's Management Development Network (EWMD), la mayor utilidad de este tipo de redes es el rápido acceso a informaciones clave para hacer negocios y promocionarse. Domscheit reunió en junio en Berlín a 900 directivas de plataformas de mujeres profesionales de todo el mundo en el evento Global Summit for Women, que se celebra anualmente en una ciudad distinta desde hace 17 años. Su objetivo: 'Conocer gente y establecer valiosos contactos para la profesión ', dice Domscheit.

Según explicó Isabel Fernández en el macroevento de General Electric en Múnich, el consorcio cuenta con 55.000 profesionales en Europa; de los cuales el 39% son féminas. 'Pero sólo el 20% de los directivos son mujeres. ' En EE UU, la compañía maneja porcentajes similares. La intención de la women 's network de GE es, según Fernández, desarrollar la red para la mujeres, motivarlas para ascender, y ayudarlas a hacerlo, diciéndoles cómo (incluyendo mentoring, formación, contactos, etc.). En Europa, la red de GE dispone de entre 8.000 y 10.000 participantes y cuenta con diez nudos de la red, uno de ellos formado por España y Portugal.

María Paz Sánchez subraya la importancia de que la organización cuente con el respaldo incondicional de la empresa (dotándola de personal y recursos ) y sea uno de los grandes objetivos de los directores generales de cada país. A su vez, estas plataformas benefician a las empresas. 'Favorecen tanto su imagen como el negocio ', según recoge el artículo del Financial Times Deutschland. 'Porque fluyen nuevas ideas (gracias a la diversidad de sus plantillas) y atraen a jóvenes talentos '.

De ahí que los consorcios internacionales se tomen muy en serio estas redes y sus departamentos de diversidad. 'Y, de este modo, llegan los asuntos que interesan a las profesionales a la alta dirección ', concluye Anke Domscheit, de McKinsey. Los expertos recomiendan tanto a hombres como a mujeres que accedan a mentores y se hagan socios de organizaciones profesionales. Otra posibilidad son los clubs de negocios y las redes virtuales como Xing. Pero, ¡ojo!, dice Karlheinz Hirn, portavoz de la consultora alemana Kornherr y experto en mentoring de la asociación alemana de consultores empresariales. 'Ninguno de estos instrumentos garantiza un billete de ida a la alta dirección. 'Hay que tener claro que es un proceso largo, en el que se ha de establecer una relación de confianza '. Y, por último, es necesario 'ser un buen comunicador y tener una seguridad razonable en sí mismo ', concluye.

Todas con master

Tres escuelas de negocios están dirigidas por mujeres: London Business School, Anderson School der University of California, Los Ángeles (UCLA) y Nimbas Graduate School of Management de Utrecht. Sin embargo, las mujeres creen que tener un MBA es un trampolín en su carrera.


Dedicación para hacer carrera

Entre los 200 directivos de las 30 empresas que cotizan en la Bolsa de Fráncfort, no hay ni una sola mujer. 'No sólo es una situación rara sino absolutamente inaceptable ', ha declarado la canciller alemana Angela Merkel, la mujer más poderosa del mundo, según la revista estadounidense Forbes. En cuanto a las directivas de mayor influencia internacional (fuera de EE UU), nueve de las 50 mujeres de negocios más importantes son francesas. Con siete mujeres, Gran Bretaña figura en segundo lugar, seguida de China y Japón (con cuatro, respectivamente). Alemania no aparece en la lista. El diario económico alemán Handelsblatt considera que no es casualidad que las mujeres de negocios más influyentes de Europa hayan estudiando en EE UU. Es el caso por ejemplo de Marjorie Scardino (jefa de Pearson) y Ana Patricia Botín. La primera estudió en Columbia Business School, la española en Harvard Business School. Ambas universidades han aumentado, bajo presión política, la cuota de femenina de sus estudiantes. El sector farmacéutico es uno de los más favorables a tener mujeres en puestos directivos.


Isabel Fernández. Directora de finanzas comerciales en General Electric. 'Los resultados cuentan '

Cuando Nani Beccalli, consejero delegado de General Electric International, se presentó en su ponencia a las 150 directivas de Europa, Oriente Medio y África de GE les advirtió que 'hacer carrera implica una dedicación prácticamente absoluta; pero, si el trabajo es pasión, compensa '. ¿Un mensaje desmotivador para la profesional que liderar y tener familia? 'No ', dice Isabel Fernández, que estudió Derecho en la Universidad de Leiden. 'Hoy, son los resultados lo que cuentan y no la cultura de la presencia, de calentar la silla '. Isabel Fernández, de 39 años, tiene tres hijos. De las redes de profesionales se critica que su aportación sea limitada y que sean sólo un recurso para ayudarse a sí mismo. Se dice también que los hombres siguen siendo las figuras decisivas en las carreras de las mujeres, por lo que habría que unirse a redes mixtas. Fernández asegura que 'hay que luchar y tener ambición. ' Y añade que 'nuestra red está abierta a los hombres. Ellos quieren mujeres como jefas, pero queda camino por andar '.


María Paz Sánchez. Directora de operaciones en GE Capital Solutions. 'Empiezas a pensar que puedes '

Es la responsable de GE Women 's Network en España y asegura que 'son redes intencionadas, pero te ayudan '. Porque más allá de tu currículo, 'llega un momento en el que lo que vende es tu imagen '. Para esta ingeniera industrial, son efectivas porque ponen a disposición de las mujeres 'que valen y que están convencidas de sí mismas ' una infraestructura de contactos, eventos, ponencias, y programas de formación y mentoring. 'Y, aunque te preguntes si el techo de cristal te puede afectar a ti también, empiezas a pensar que tú puedes. Sin duda, otros dos grandes factores son la suerte y la ambición. ' Tiene 34 años y dos hijos. En su opinión, sin este tipo de redes, 'nos daríamos enseguida contra la pared '.

Además de una estrategia profesional, Sánchez aconseja establecer compartimentos diferenciados entre trabajo y familia para no pensar en el trabajo en casa, y, en la familia, en la oficina; y controlar la dedicación. 'Es decir, aprender a planificar en ambos entornos. '

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.