El 22,5 por ciento de los trabajadores españoles cree que el trabajo afecta a su salud, según la VI Encuesta Nacional de Condiciones de Trabajo (ENTC) que elabora el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT).

Según esta encuesta, cuyos resultados presentó hoy el secretario general de Empleo, Antonio González, los colectivos que con mayor frecuencia tienen dicha percepción son los de conductores, artesanos, mecánicos y personal sanitario.

Además, en cuanto a las condiciones de seguridad, el 71 por ciento de los trabajadores cree que está expuesto a algún riesgo de accidente, especialmente en el sector de la construcción y, por ocupación, los conductores, los trabajadores de la minería, mecánicos, reparadores y soldadores.

Para elaborar la encuesta el INSHT ha entrevistado a 11.054 trabajadores (asalariados y autónomos), de los que un 58,5 por ciento eran hombres y el 41,5 por ciento, mujeres.

González explicó que la encuesta responde "a la perfección" al objetivo V de la Estrategia sobre Seguridad y Salud en el Trabajo y, su objetivo último, es reducir de manera "permanente" los accidentes de trabajo y las enfermedades laborales,

En relación con la prevención, sólo el 55 por ciento de los trabajadores manifestó que en su centro de trabajo haya asignado un delegado de prevención, porcentaje que llega al 85 por ciento en las empresas de mayor tamaño.

Los aspectos más frecuentemente analizados son las posturas de trabajo, esfuerzos físicos y movimientos repetitivos, la seguridad de las máquinas y el ruido.

En este sentido, la encuesta señala que la mayoría de los trabajadores, un 42 por ciento, está normalmente "de pie andando frecuentemente" y un 22,4 por ciento "de pie y sin andar apenas".

Las posiciones de mayor penosidad se dan en agricultores, ganaderos, pescadores y marineros, ya que un 15,4 por ciento trabajo agachado con la espalda doblada.

Con respecto a las condiciones ambientales, que incluye el análisis de la exposición a contaminantes químicos, el ambiente térmico y la exposición al ruido, la encuesta concluye que el 27,5 por ciento de los trabajadores manipulan o respiran productos tóxicos y de ellos, el 13,4 por ciento afirma no conocer los posibles efectos perjudiciales para su salud.

En el 37 por ciento de los casos los trabajadores tienen que soportar un ruido molesto, el 14 por ciento, vibraciones, y el 8 por ciento considera que está expuesto a radiaciones.

En 2006, más de la mitad de los trabajadores pasaron reconocimiento médico, mientras que un 8 por ciento que tuvo la posibilidad de hacerlo no lo hizo y a casi cuatro de cada diez trabajadores la empresa no le ofreció esta posibilidad.

En este colectivo se encuentran principalmente los trabajadores agrarios, de microempresas, contratados temporales, mujeres, menores de 25 años y extranjeros.

El secretario general de Empleo destacó, no obstante, que el 39,2 por ciento de los encuestados percibió que sus condiciones laborales eran poco molestas o preocupantes, frente al 10,3 por ciento que resultó ser más crítico y se siente "muy molesto o preocupado".

El 11,6 por ciento consideró que sus molestias se centran en aspectos psicosociales (el 67,3 por ciento de los trabajadores que pretenden tener ayuda la consiguen de sus propios compañeros), añadió.

Acceso a VI Encuesta Nacional de Condiciones de Trabajo en la página del INSHT: http://www.mtas.es/insht/statistics/viencuesta.pdf

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.