¿Cuál es el dilema que obsesiona al mundo de RH y provoca acaloradas discusiones al menos en Reino Unido? ¿Será la decisión de externalizarse? ¿La de adoptar el modelo de socio estratégico? Pues no, es sobre cómo debe llamarse el propio Departamento.

El cartel de la puerta de algunos departamentos de RH cambia con más frecuencia que la gente que trabaja dentro. ¿Por qué RH dedica tanta energía al intenso debate sobre la denominación de su trabajo?

Echa una ojeada a la variedad de denominaciones de los departamentos de RH y encontrarás de todo, desde ‘Departamento de Personas y Cultura’, ‘Directores de Capital Humano’ hasta ‘Recursos de Talento’. Incluso en un congreso inglés de alto nivel de este mismo año, la primera pregunta de uno de los coloquios fue: “¿Deberíamos llamarnos RH o Personal?”

Directores de RH de alto rango con puestos estratégicos en la alta dirección contemplan este debate con desdén. “Nunca nadie ha desperdiciado tanto tiempo y energía en semejante estupidez,” afirmó un director de RH del sector público cuando se le preguntó sobre el tema.

Vance Kearney, vicepresidenta de RH para Europa, Oriente Próximo y África de Oracle, va más allá: “Hay una excesiva atención sobre el nombre de la función más que a la contribución y al talento que se desarrolla dentro de la misma. Preocuparse sobre el nombre si los fundamentos son incorrectos es como preocuparse por si le damos a Cuasimodo un maquillaje equivocado.”

¿Restos humanos?

Esto no quita que muchos profesionales de RH sigan cuestionándose si su denominación está a la última moda. Según se cuenta, en muchos círculos el término ‘Recursos Humanos’ ya está pasado de moda. En un artículo sobre los sindicatos publicado por Personneltoday.com el pasado mes de enero, éstos se lamentaban por la desaparición de la función de ‘Personal’ y se quejaban de que el término ‘Recursos Humanos’ es demasiado impersonal, que insinúa que la gente es simplemente un recurso para ser explotado. La página web se vio inundada de respuestas de lectores que siguen defendiendo apasionadamente la denominación de ‘Personal’.

Pero, ¿por qué esta obsesión con el nombre de RH? Otros departamentos como el de Finanzas no desperdician su tiempo preguntándose qué denominación les dará mayor credibilidad dentro de la empresa. John Maxted, director general de la consultoría de selección de personal Digby Morgan, afirma que la razón de que los profesionales de RH sigan enfrentándose con el problema de cómo deben llamarse es que “aún buscan un término que les sitúe en igualdad de condiciones con otras funciones de apoyo y que refleje realmente su valor en la organización”.

Repasando su historia, la jerga de ‘Personal’ tan utilizada en los años sesenta y los setenta tiene sus orígenes en la antigua función de bienestar social, cuando era visto despectivamente por los jefes de línea y otros mandos, según Maxted.

Incluso el cambio de nombre a ‘RH’ en los ochenta (que vio cómo la profesión se acercaba más a los objetivos empresariales y atraía a muchos especialistas de otras funciones en el proceso), no hizo que la profesión ganase una posición mucho mejor. En algunas organizaciones, RH es despectivamente denominada como ‘Restos Humanos’.

Maxted añade: “La respuesta de muchos profesionales de RH a las críticas ha sido la de volverse más introspectivos. Reaccionan diciéndose a ellos mismos lo importantes que son en vez de promover el valor de la profesión en la empresa y tratar de encontrar dónde se pueden continuar desarrollando y añadiendo más valor.”

Cada uno a lo suyo

Para muchos, el nombre del Departamento de RH depende de los gustos de cada uno. Debbie Whitaker, responsable del área en el Standard Chartered Bank, afirma: “Recibimos nombres distintos porque las diversas funciones de RH tienen perspectivas distintas sobre cuál es su papel, y eso a menudo depende de cuál es su modelo conceptual del rol de RH. Nosotros tendemos a utilizar el término de ‘Directores de Efectividad Organizacional de RH’, en tanto que su rol es el de configurar políticas, productos y procedimientos de RH que reflejen el contexto empresarial en el que trabajan.” Estas palabras probablemente son mucho más importantes para las personas del propio departamento que para nadie más en la organización.

Apegados apasionadamente

Quizás esto explica de alguna manera porqué algunos están tan enganchados a un nombre o a otro. Por ejemplo, cuando Clare Chapman era Directora de Personal de grupo de Tesco, cuenta que tenía que referirse a su departamento como el de ‘Personal’ porque sus empleados no sabían lo que signifcaba RH. En otro entorno del mismo sector de la distribución como Tesco, Tracey Killen, directora de personal de John Lewis Partnership, afirma que el debate es irrelevante para ellos. ‘Personal’ describe con precisión lo que hacemos.”

Por cualquier persona que defienda un término en particular, encontraríamos a otra a la que no le guste.

‘Departamento de Personas’ se está poniendo de moda tanto en el sector público como en el privado. Angela O’Connor y David Fairhurst, por ejemplo, son actualmente ‘Directores de Personas’ de la National Policing Improvement Agency y de McDonald’s respectivamente. En el Consejo del Condado de Cambridgeshire, Stephen Moir ha sido elegido recientemente con la denominación de ‘Director de Personas y Política.’ Moir considera que el término ‘Personal’ evoca demasiado al pasado y prefiere el título actual que para él es quizá más fácil de entender y refleja adecuadamente la función más amplia que desempeña.

Puede que este término esté de moda pero no convence a todo el mundo. Jane Saunder, socia de Orion Partners, una consultoría de RH, cree que la palabra ‘Personas’ es, de alguna manera, condescendiente. “Dirigir a personas y sacar lo mejor de ellos es una responsabilidad de los jefes de línea, por lo que llamar a cualquiera ‘Director de Personas’ no capta la idea”, apunta.

Como podemos comprobar, el debate no para de dar círculos sobre sí mismo. Si todo depende del gusto personal, entonces, seguramente, lo que importa de verdad es lo que la empresa quiere. Y, en realidad, a la empresa no le preocupa demasiado.

Esfera de influencia

Jo Causon, Directora de Marketing y Asuntos Corporativos en el Chartered Management Institute, insiste en que la obtención de un mayor reconocimiento para RH vendrá de la mano de su contribución a los objetivos de la empresa y no por el nombre con el que se le denomine.

“Su función y su esfera de influencia es infinitamente más importante que su nombre,” opina. “Aunque el título sea RH, Desarrollo Organizativo o Dirección del Talento, será el apoyo al desarrollo y objetivos de la empresa lo que ayudará a definir la contribución a una organización y, consecuentemente, causar impacto.”

Incluso desde el Chartered Institute of Personnel and Development (CIPD), organismo británico experto en RH, afirman que la profesión debe dejar de obsesionarse con los nombres y simplemente seguir con su trabajo. Vanessa Robinson, consultora en el CIPD, explica: “Todavía existe la percepción de que RH es el pariente pobre de las otras funciones de apoyo por lo que algunos se enquistan en el debate sobre los nombres. Si un nombre puede ayudarte a ser más efectivo me parece muy bien, pero no marcará ninguna diferencia por sí solo.”

Tampoco es conveniente que RH se renombre por su propio beneficio o que lo haga como una estrategia para conseguir mayor aprobación. “Cambiar el nombre sin cambiar los fundamentos de lo que estás ofreciendo no engañará a nadie”, expone Saunders. Y prosigue: “A la empresa le trae sin cuidado cómo te llames y encontrará irritante tu cambio de nombre si no está justificado por un servicio nuevo y mejorado. Los departamentos de RH con más éxito se concentran más en lo que deben ofrecer y no en las últimas jergas.”

En pocas palabras, lo importante no es lo que llevas puesto sino cómo lo llevas.

Acceso a la noticia: http://www.personneltoday.com/Articles/2007/05/01/40362/whats-in-a-name-hr-or-personnel-does-it-really-matter.html

* Dempsey, Karen. “What 's in a name: 'HR ' or 'personnel '? Does it really matter?”. Personneltoday.com, 01/05/2007. (Artículo consultado on line: 28/05/2007)

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.