Cuatrecasas acaba de modernizar la retribución de su plantilla. El bufete ofrece al millar de empleados elegir el 30% de su salario en especie: comida, formación, guardería, médicos e informática.

Cuatrecasas acaba de modernizar la retribución de su plantilla. El despacho de abogados, dirigido por Emilio Cuatrecasas, acaba de implantar el sistema de retribución flexible para sus más de 1.000 profesionales. O en nómina, o en especie. Mediante este sistema, el profesional podrá elegir cómo percibir parte de su compensación de acuerdo a sus necesidades y a cinco productos: dinero en comida, guardería, formación, seguro médico y productos informáticos. Con esta medida, el bufete intenta, según explicó ayer su director de recursos humanos, Esteban Ciria, 'incrementar la satisfacción y la motivación de sus colaboradores '.

Además de ese elemento retenedor, esta iniciativa supone una serie de ventajas para los empleados, bien fiscales o bien del ahorro que supone la economía de escala para la adquisición de determinados productos. El límite legal que existe en retribución flexible o dineraria en especie es del 30% del total de la compensación. 'Se trata de un plan voluntario, con el que intentamos dotar a todos nuestros profesionales de la mayor flexibilidad a la hora de elegir una serie de beneficios, consiguiendo de esta manera que aprecien más el valor del conjunto de su compensación, aprovechando todas las ventajas ', agregó Ciria. Esta iniciativa permitirá a Cuatrecasas 'reforzar nuestra competitividad en aspectos retributivos y a la vez dar respuesta a las inquietudes de un colectivo joven y cualificado con beneficios sociales tales como guardería ó seguro médico ', señaló el responsable de recursos humanos. En este sentido, avanzó que la estimación del proyecto 'es muy positiva por la excelente aceptación inicial por parte de nuestros colaboradores '. La mayoría de la plantilla de Cuatrecasas está compuesta por mujeres, con una media de edad de 33 años. 'Desde este punto de vista, es un plan interesante para nuestro colectivo de profesionales '.

Cuatrecasas ofrecerá, a todo aquel empleado que lo solicite, la posibilidad de tener una tarjeta de comida o el pago total de la guardería, así como cursos de formación externos, además de los que tienen incluidos en el bufete dentro de la propia Escuela de Derecho. También podrán optar a cobertura sanitaria, a través de un cuadro médico o abierto con reembolso de gasto. Otra opción es comprar ordenadores o productos informáticos a buen precio. 'La empresa puede obtener mejores precios si compra a gran escala que el que puede obtener un particular ', señala Ciria.

Para implantar esta herramienta, Cuatrecasas ha contado con la colaboración de la consultora Mercer, expertos en compensación. 'Las empresas cada vez son más conscientes de la importancia de desarrollar estrategias retributivas diferentes para atraer, desarrollar y motivar a sus empleados y, sin lugar a duda, la retribución flexible es en la actualidad uno de los sistemas más efectivos ', explica María Luisa Oliva, responsable de retribución flexible de Mercer. De hecho, este sistema de remuneración va calando, poco a poco, dentro de las grandes compañías. Según el último Estudio de Compensación Total de Mercer 2007, elaborado con la colaboración de más de 220 empresas españolas, la retribución flexible ya es utilizada en el 23% de las organizaciones, y un 17% adicional ha manifestado su intención de implantarlo en un futuro próximo.

El sueldo se valora de diferente forma

El salario ya no es lo único que valoran los empleados cualificados de las compañías modernas. Las empresas están haciendo esfuerzos para reducir sus índices de rotación, y para que sus organizaciones sean cada vez más atractivas. Para ello, echan mano de la llamada retribución flexible, o el pago dinerario en especie, pero también de una serie de medidas que facilitan la gran preocupación de los profesionales de hoy día: la conciliación de la vida laboral y personal.

Según se desprende del último estudio salarial y de políticas retributivas, elaborado por PricewaterhouseCoopers, en el que han participado 140 empresas de diversos sectores, el 40% de las compañías dispone de una política formal de conciliación de vida laboral y familiar. El 80% del personal de estas empresas percibe bono por desempeño.

Lo cierto es que los departamentos de recursos humanos están haciendo todo tipo de ingeniería para intentar compensar a sus profesionales de la manera más justa y equilibrada. Hace tiempo que las empresas han desterrado el café para todos, y la tendencia, cada vez más en auge, es pagar a cada uno a la medida. Y compensar a cada profesional, según sus necesidades personales y en función de sus aportaciones a la organización. Se trata de compensa con dinero, pero también atendiendo a las emociones.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.