Hoy en día no sólo es imprescindible una vigilancia constante sobre el contenido de un puesto de trabajo sino también es necesario prestar atención a las características requeridas por los trabajadores para su correcta ejecución y la remuneración.

Resumen:

La valoración de los puestos de trabajo y, en general, la valoración de las personas que trabajan en una empresa no puede considerarse algo rigurosamente científico, sino que el mero hecho de descartar prejuicios previos sería el ideal a perseguir. El objeto de su desarrollo será generalmente una valoración bien estudiada e imparcial, pero su resultado podría llegar a ser subjetivo en tanto en cuanto está realizado por personas. En el presente artículo se presentan una serie de elementos a tener en cuenta para valorar el desempeño y las competencias en cada uno de los puestos: bagaje profesional, responsabilidad, complejidad, relaciones profesionales, ejercicio del mando, condiciones de trabajo y competencias.

Publicado en el número 217 de la revista, de enero de 2008

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.