Para jubilarse antes de los 65 años, se necesita tener cumplidos 61 años y haber cotizado 30 años. Asimismo, se considera el tiempo empleado en el servicio militar o la prestación social sustitutoria como cotizado a la Seguridad Social.

Para jubilarse antes de los 65 años, se necesita tener cumplidos 61 años y haber cotizado 30 años. Sólo cuando los trabajadores hayan sido despedidos pero no puedan acogerse a la jubilación anticipada por tener cotizados 29 años se computará como cotizado el año de la 'mili '.

El Pleno del Congreso de los Diputados aprobó hoy definitivamente la reforma de la Seguridad Social, tras ratificar la mayoría de las enmiendas introducidas al texto en el trámite del Senado.

En su intervención en la Cámara Baja tras el debate, el ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, agradeció a todos los grupos parlamentarios su "buena voluntad" para cooperar en la elaboración del texto, así como las enmiendas introducidas.

"Tenemos una Seguridad Social saneada que permite garantizar a los españoles su futuro", aseguró Caldera, que recalcó que la ley mejora "bastantes aspectos" en lo referente a la protección social y las pensiones de jubilación, incluyendo a las personas prejubiladas, así como las ayudas para aquellas personas que sufran alguna incapacidad.

También se han introducido mejoras en la pensión de viudedad para las parejas de hecho constituidas con anterioridad a la entrada en vigor de esta ley, de forma que tendrán efectos económicos desde el 1 de enero de 2007. Además, se rebaja la acreditación de haber convivido con la pareja durante al menos 7 años para cobrar esta pensión de viudedad en lugar de 15 como proponía el texto inicialmente.

PREJUBILACIÓN DE POLICÍAS AUTONÓMICOS.

No obstante, no prosperó una enmienda procedente del Senado y relativa a la regulación de la jubilación anticipada de los funcionarios de los cuerpos de policía autonómicos, "con idénticos requisitos de edad y cotización" a los previstos para el resto de los miembros de las Fuerzas de Seguridad del Estado, matizando además que el importe de las pensiones sea determinado sin la aplicación de coeficiente reductor alguno en razón de la anticipación de la edad.

Caldera recalcó que el marco de la ley examinado hoy no era el adecuado para realizar esta reforma, que calificó como necesaria, al tratarse de una situación compleja que ha de examinarse atendiendo al régimen de clases pasivas, y se comprometió a convocar el Pacto de Toledo "lo antes posible" para buscar una solución "en términos más meditados", propuesta que desde la bancada del PP fue aceptada por el diputado José Ignacio Echániz.

Echániz, por su parte, recalcó la "contribución constructiva y razonable" de su formación a la tramitación de la ley, y recriminó la abstención del PSOE en la reforma de 2002. A su juicio, el texto sólo permite avanzar "de manera timorata e insuficiente" y supone "una estación más en el viaje" de la Seguridad Social para su adaptación a los nuevos retos que presenta la sociedad española actual, siguiendo las recomendaciones del Pacto.

"VALOR POLÍTICO" DE LA REFORMA.

Desde IU-ICV, Monstserrat Muñoz llamó la atención sobre otra enmienda procedente del Senado y que extiende la misma consideración a efectos de familia numerosas de las viudas a las parejas de hecho. En este sentido recordó que, a instancias de su formación, el proyecto de ley de los Presupuestos Generales del Estado para 2008 ya contiene que la categorización de familia numerosa se amplíe a familias monoparentales con dos hijos, "y que haya fallecido uno u otro ya no es relevante".

Por parte del PNV, Emilio Olabarría denunció que se trata de una ley "muy mala" que, a su juicio, "no resuelve los problemas inherentes al sistema público de pensiones de la Seguridad Social", y volvió a recuperar el argumento, que ya expresó en el primer debate en el Congreso, de que es el resultado de la negociación entre "cuatro agentes sociales", los sindicatos CC.OO. y UGT y la patronales CEOE y CEPYME, en la que el Ministerio de Trabajo "sobraba".

El portavoz de ERC, Joan Tardá, se mostró también crítico con la ley y reprochó al PSOE que "cuando le interesa" pacta con las formaciones de izquierda "y cuando les interesa se van con la derecha o centroderecha de PP y CiU".

A estas críticas respondió el diputado de CiU Carles Campuzano, que aseguró que garantizar la estabilidad del sistema de la Seguridad Social implica tomar medidas "que en el corto plazo tal vez no sean comprendidas por la opinión pública" e incluso tachadas de "regresivas", lo que consideró una muestra de "valor político".

Por último, la parlamentaria socialista Isabel López i Chamosa destacó que este es el "mejor acuerdo posible", aunque reconoció que no se se equipara la situación de los prejubilados "como querría", pero se les mejora la pensión y se le reconoce con carácter retroactivo desde el 1 de enero de 2007, lo que, según las cifras que aportó, beneficiará a 500.000 personas.

EL SERVICIO MILITAR COMPUTARÁ COMO COTIZADO.

La reforma aprobada hoy por el Congreso exige más tiempo de cotización efectivo para cobrar una pensión de jubilación (5.475 días, frente a los 4.700 días actuales), reconoce la pensión de viudedad para parejas de hecho y endurece los requisitos de acceso a la jubilación parcial.

Asimismo, se considera el tiempo empleado en el servicio militar o la prestación social sustitutoria como cotizado a la Seguridad Social, pero sólo en el caso de trabajadores despedidos que no encuentren un empleo y que quieran acceder a la jubilación anticipada.

Para jubilarse antes de los 65 años, se necesita tener cumplidos 61 años y haber cotizado 30 años. Sólo cuando los trabajadores hayan sido despedidos pero no puedan acogerse a la jubilación anticipada por tener cotizados 29 años se computará como cotizado el año de la 'mili '.

MEJORAS DE LA PENSIONES MÁS ALLÁ DE LOS 65.

La reforma de la Seguridad Social contempla también medidas para mejorar la pensión de todos aquellos trabajadores que decidan voluntariamente prolongar su vida laboral más allá de los 65 años.

En concreto, la norma permitirá que aquellos trabajadores que se jubilen con 66 o más años vean incrementada un 2% su pensión por cada año cotizado después de los 65 años.

Este porcentaje será del 3% si se acreditan carreras de cotización de 40 años, de tal forma que si un trabajador se mantiene en activo hasta los 70 y ha cotizado 40 o más años, verá mejorada su pensión un 15%.

La ley establece además que en los casos en que se supere la pensión máxima, se reconocerá el derecho a percibir anualmente una cantidad a tanto alzado, cuyo importe dependerá de los años cotizados.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.