El pasado año hubo más de un millón de bajas laborales por contingencias comunes en Cataluña. La incidencia es más elevada entre los que tienen de 16 a 19 años, disminuye progresivamente en los de mayor edad y vuelve a aumentar en los mayores de 55 años.

Los trabajadores hombres de entre 16 y 24 años doblan el porcentaje de bajas laborales (43%) frente a los de 45-54 años (21%), una situación similar que da también entre las mujeres, con un 47,6% de bajas en las más jóvenes frente a un 37,6% de las mayores, en enfermedades comunes.

Esta constatación forma parte del primer estudio elaborado en Catalunya sobre las incapacidades temporales causadas por contingencias comunes -enfermedades o accidentes no laborales-, aprobado hoy por el gobierno catalán en su reunión semanal.

Según este informe, el pasado año se produjeron en Catalunya 1.083.175 bajas laborales por contingencias comunes, de las que 547.803 correspondieron a hombres (50,6%) y 535.372 a mujeres (40,9%), con edades medias de 37,2 y 36,8 años, respectivamente.

El grupo de edad de 25 a 34 años acumula el 33% de todas las incapacidades laborales (32% de los hombres y 35% de las mujeres), pero la incidencia es más elevada entre los que tienen 16 a 19 años, disminuye progresivamente en los de mayor edad y vuelve a aumentar en los mayores de 55 años.

Las causas médicas más frecuentes de las bajas fueron el pasado año las enfermedades respiratorias (13% en los hombres y 12% en las mujeres), osteomusculares (95 y 10%, respectivamente) y enfermedades infecciosas (7% y 6%), aunque si se considera la duración, ganan impacto porcentual las enfermedades osteomusculares y los problemas de salud mental, indica el estudio.

La incidencia de las bajas, según el régimen de afiliación a la Seguridad Social, presenta también diferencias, según el estudio, que indica que los niveles de bajas menos destacados se encuentran entre los autónomos, con un 7,2%, y en el régimen del hogar, con un 8,1%, unas cifras que llegan al 37,5% en el régimen general. Al considerar la duración de las bajas, se observa el fenómeno contrario, 100,5 días en el régimen del hogar y 31,5 días en el general.

Por lo que se refiere a los días de baja por trabajador afiliado a la Seguridad Social, los del régimen general muestran 12,4 días de media frente a los 6,6 días de los autónomos, 5,9 de los especiales y 8,4 del hogar.

El 64% de las bajas tienen una duración de entre 1 y 15 días mientras que el 76% duran menos de un mes, siendo la media 33,8 días (30,8 en los hombres y 36,7 en las mujeres).

El 80% de los trabajadores no han estado de baja durante todo el año, indica el informe de la Generalitat, que añade que, entre los que sí han estado de baja, un 17% han tenido un proceso en un año, un 2,6% dos y un 0,4% han presentado tres o más procesos de baja laboral.

Este primer estudio forma parte de las medidas incluidas en el Acuerdo estratégico para la internacionalización, la calidad del empleo y la competitividad de la economía catalana, y tiene por objetivo mejorar la salud de los trabajadores, pero también 'la salud ' de las empresas, indica la nota informativa del gobierno.

También añade que algunos autores cifran el impacto económico de las bajas laborales en el 1,5% del Producto Interior Bruto (PIB) catalán.

En Catalunya, el seguimiento del absentismo laboral por incapacidad laboral prescrito por el médico de cabecera lo realiza el Instituto Catalán de Evaluaciones Médicas (Icam), un organismo adscrito al departamento de Salud de la Generalitat, que ha analizado 170.000 expedientes y realizado 350.000 visitas.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.