Aunque muchas veces parezca que nos complican la vida, los teléfonos avanzados como blackberry, permanentemente conectados y con soluciones de correo push realmente ayudan a ahorrar tiempo; hasta 60 minutos de trabajo al día, según un estudio.

Un estudio demuestra que los usuarios de teléfonos como blackberry pueden ahorrar 60 minutos de trabajo al día.

Los usuarios de dispositivos Blackberry y otros teléfonos avanzados con sistemas de mensajería push y conexión permanente, viven entre dos realidades. Por un lado, reconocen las ventajas y la flexibilidad de usar estos sistemas de correo electrónico y mensajería móvil. Ya no hay que sentarse en una mesa, junto a un teléfono y un PC, para hacer el trabajo y, de repente, las esperas en el aeropuerto ya no parecen una pérdida de tiempo.

Por el otro, tienen la sensación de estar en contacto permanente con la empresa, incluso durante el tiempo que teóricamente debería ser libre. Si se hace buen uso de estos productos no debería ser necesario sacrificar el tiempo de ocio personal, pero para algunos usuarios es complicado establecer barreras entre la vida profesional y la privada.

¿ESTRÉS? Este último comportamiento explica la sensación que algunos usuarios tienen de estar permanentemente trabajando, incluso por la noche, en casa o durante una cena, también es el origen de muchos estudios que argumentan que estos dispositivos ayudan a aumentar la productividad a costa de aumentar las horas de trabajo real del dueño.

En algunos países de Occidente se han creado incluso grupos de ayuda para estos adictos al crackberry. Hay cadenas hoteleras que ofrecen paquetes de desintoxicación en los que se confisca la PDA para garantizar el relax y en los clubes de golf de más renombre su uso está terminantemente prohibido, incluso dentro de las zonas comunes y el restaurante.

A veces incluso son los propios jefes los que piden a los empleados que moderen el uso del móvil. El Ministerio de Ciudadanía e Inmigración de Canadá ha enviado recientemente una nota a todos sus funcionarios en la que les pide que apaguen sus teléfonos de trabajo al terminar la jornada laboral para tratar de rebajar los niveles de estrés en el ministerio. En la carta también se explica que no deberían contestarse correos durante los días festivos y los fines de semana.

El mensaje que lanza este tipo de iniciativas es el de que el móvil "esclaviza" y que el trabajador está "cazado" desde el momento que empieza a utilizarlo, aunque no se dé cuenta. La realidad, sin embargo, es muy diferente. Al menos para Blackberry, que ha elaborado un estudio en Irlanda sobre el uso de sus dispositivos. Según este estudio, el uso de dispositivos de correos push ahorra casi 60 minutos al día a los trabajadores, un total de cinco horas a la semana.

Qué hacer con ese tiempo es lo que distingue a los diferentes tipos de usuarios. Según una encuesta de la operadora de telefonía O2, los propietarios y trabajadores de pymes suelen ser los que mejor aprovechan esos minutos libres, porque al fin y al cabo en la mayoría de los casos son sus propios jefes o existe una relación de confianza entre su empleador y ellos.

El 32%, según O2, usará el tiempo para relajarse o divertirse, el 24% lo usará para pasar más tiempo con su familia y el 21% lo usará para hacer ejercicio antes de volver a su casa.

Los que prefieren seguir trabajando, normalmente empleados de grandes compañías donde el ambiente es muy competitivo y con sedes en varios países con distintos horarios, aseguran que el tiempo que ahorran con el uso de estos dispositivos suele estar dedicado a tareas de organización y planificación, aunque un 34% aprovecha para continuar trabajando con normalidad o realizando acciones de marketing.

Articles relacionats / Artículos relacionados

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.