Treball llama a 50 directivas de éxito a ayudar a otras mujeres a superar trabas para llegar a la cima. El programa Dones Mentores creará tándems de mujeres durante un año y pretende fomentar la presencia de las mujeres en los ámbitos de decisión.

Nuria Basi, presidenta ejecutiva de la firma de moda Armand Basi, será una de las 50 empresarias y directivas catalanas que este año ayudarán a otras mujeres, también directivas o a las puertas de serlo, a superar trabas en su carrera profesional. De forma voluntaria y sin cobrar.

"Todo lo que pueda facilitar las cosas, orientar para que otras mujeres no caigan en los errores o trampas en que yo haya podido caer, clarificar objetivos o compartir experiencias es interesante", comentaba ayer Basi, que lleva una década vinculada a la empresa familiar en representación de la tercera generación, pero tras 20 años de trabajo en otras compañías, en esencia farmacéuticas.

La iniciativa, inspirada en las experiencias similares de Suecia y Finlandia, la lanzaron ayer la consejera de Trabajo, Mar Serna, y la directora general de Igualdad de Oportunidades, Sara Berbel. El Gobierno catalán llamará a 50 mujeres que han logrado llegar a la cúpula -de empresas, pero también de la Universidad y la Administración- a ejercer de mentoras de otras mujeres, con las que formarán tándem durante un año. Serán una especie de tutoras que fijarán objetivos. Los progresos deberán ser "mesurables", subrayó Serna, convencida de la utilidad de las "redes de mujeres".

La conexión personal y profesional con la pareja que les toque es una de las claves del éxito o fracaso del invento, que ayer comentaban las primeras mentoras. "Si no conectamos de verdad, apaga y vámonos", corroboraba Carmen Cazcarra, una autodidacta que ha levantado el grupo de formación, asesoría de imagen y cosmética Cazcarra Image Group.

La empresaria confiesa que "habría agradecido" tener un asesoramiento similar. "Montar un negocio puede ser cumplir un sueño y se trata de ayudar a ello", declaró. La falta de autoconfianza para asumir mayores responsabilidades y el déficit de autoestima son problemas detectados con frecuencia entre las directivas, según Berbel.

Sólo el 6,5% de catalanas ocupadas tienen cargos directivos (el 9,4% de los hombres) y sólo el 10,5% monta una empresa (el 20,3% de los hombres). Serna pidió a las empresas más medidas de conciliación "para mujeres y hombres".

Acceso a la página web de la Generalitat del programa Dones Mentores: http://www10.gencat.cat/gencat/AppJava/cat/actualitat2/2008/80306projectedonesmentores.jsp

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.