El paradigma más adecuado para entender las organizaciones es el antropomórfico, es decir, entenderlas bajo el modelo de la persona. De esa deliberación originaria han surgido modelos organizativos que se van implantando en muchas organizaciones.

Resumen:

Para el autor de este artículo, la influencia del "alma" sobre la actuación de las organizaciones que la albergan es el nuevo foco de atención al que deben dirigirse las organizaciones a la hora de gestionarse. Las organizaciones deben desarrollar un alma que motive a quienes dedican esfuerzos a sacarlas adelante y, por tanto, la consideración del trabajo como una mera realidad transaccional -aquella situación en la que se entregan horas a cambio de un salario- es una visión atrasada y poco productiva de lo que debería ser el trabajo y hacia donde debe instaurarse la nueva concepción de los recursos humanos.

Publicado en el número 218 de la revista, de febrero de 2008

Articles relacionats / Artículos relacionados

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.