Las auditoras también padecen dificultades para incorporar profesionales. Para dar a conocer la profesión a los universitarios, en Catalunya se ha organizado una jornada para que los estudiantes realicen por un día la misma actividad que un profesional.

Las firmas de auditoría también padecen, como los despachos de abogados y las compañías tecnológicas, dificultades para incorporar profesionales a sus plantillas. En su caso, la situación se ha visto agravada por el hecho de que en los últimos años la fama de la profesión no ha pasado por su mejor momento. 'Es cierto, venimos de una época de especial mala fama, después del caso Enron, y ahora empezamos a recuperar el prestigio ', cuenta Josep Maria Gassó, miembro del consejo directivo del Colegio de Censores Jurados de Cuentas de Cataluña.

'Se dice también que trabajamos muchas horas y con un salario no demasiado alto ', explica Gassó, 'y el problema es que estas consideraciones están ocultando que la auditoría es una magnifica salida profesional, tanto para los que quieren progresar en una firma del sector como para los que quieren utilizarla como fuente para adquisición de conocimientos con el fin de convertirse después en un director financiero o incluso, en director general '.

Con el fin de dar a conocer de primera mano la profesión a los universitarios, el colegio catalán de censores de cuentas ha organizado esta semana en Barcelona la jornada Auditores por un día. La iniciativa permite a 110 estudiantes de Administración de Empresas, Económicas o Empresariales de las universidades catalanas convertirse en auditores y realizar durante un día la misma actividad que realiza un profesional de una firma de auditoría en las oficinas de la empresa cliente.

Un total de 27 compañías auditoras de Cataluña han participado en la iniciativa, entre las que figuran las cuatro grandes del sector: Deloitte, PricewaterhouseCoopers, Ernst & Young y KPMG. Josep Maria Gassó es, además de miembro del Colegio de Censores Jurados de Cuentas de Cataluña, socio de la firma RSM Gassó Auditores. En su caso, la compañía en la que trabaja acoge a cuatro estudiantes que se han apuntado a la iniciativa. A las nueve de la mañana se reúnen todos en la sede de la firma en Barcelona y tras una breve explicación de Gassó, cada uno de ellos acude, acompañado del gerente de RSM Gassó que dirige esa auditoría, a las instalaciones del cliente, donde los profesionales llevan a cabo su tarea.

Marta Guillaumes es una de las estudiantes que ha acudido a RSM Gassó. Es estudiante de tercero de Administración de Empresas de la Universidad de Barcelona y explica que no tiene claro que quiera ser auditora, pero que está interesada en conocer más de cerca la profesión. Para Patricia Viladevall, estudiante del Instituto Químico de Sarrià, la auditoría es una de sus opciones a la hora de escoger una salida profesional. 'Todo el mundo explica que es muy duro, pero quiero verlo desde otro punto de vista '. Por su parte, Roberto Pablo, de la Universidad Autónoma de Barcelona, está seguro de que la imagen de los auditores 'es peor que lo que después nos vamos a encontrar '. Laia Grau, estudiante de Administración de Empresas en la Universidad de Barcelona, va a participar en la auditoría que Gassó está realizando a una famosa firma de joyería que, al igual que el destino de los otros tres estudiantes, prefieren mantener en anonimato.

Un autobús de gira por España a la búsqueda de talento

Las grandes firmas de servicios profesionales ya no tienen suficiente con las tradicionales presentaciones en los últimos cursos de las carreras universitarias a la hora de captar personal. Parece que cada vez hay que ir más allá para conseguir que el futuro profesional preste a tu compañía más atención que a las otras. Ese es uno de los objetivos del tour iniciado por un autobús de la firma PricewaterhouseCoopers, que le ha llevado a visitar las principales universidades de Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia, Bilbao y Zaragoza.

'Queremos que nos pongan cara, que sepan de primera mano qué hacemos y queremos que nos elijan como mejor empresa para comenzar su andadura en el mundo profesional ', explica Mario Lara, socio responsable de capital humano de PwC. Así, con el fin de acercar la realidad de la firma a los universitarios, varios profesionales de las tres líneas de negocio de la firma (auditoría, consultoría y asesoramiento legal y fiscal) y el socio responsable de la cada una de las ciudades por las que ha ido pasando el vehículo han conversado con los universitarios, les han contado su experiencia, les han resuelto sus dudas y explicado cómo puede desarrollarse la carrera profesional en la compañía y cuáles son las oportunidades de crecimiento.

El autobús está equipado con tres ordenadores, en los que los universitarios pueden dejar sus currículum.

Escasez profesional y a la vez, más paro

Las dificultades para encontrar profesionales cualificados se mantiene, a la vez que los últimos datos indican un empeoramiento en la evolución del paro. Las dos cosas son compatibles, como mantiene Josep Oliver, catedrático de Economía de la Universidad Autónoma de Barcelona. Su tesis es que se pueden producir escenarios diferentes entre los trabajadores cualificados y los obreros sin especialización. Los grupos integrados por los primeros van a continuar con índices bajos de desempleo, mientras que la desaceleración económica va a dejar sin empleo a muchos de los que forman parte de la mano de obra sin cualificar. Fernando Arnal, director de recursos humanos de Cofares, afirma en un artículo publicado en El mayor activo (Editorial Almuzara), que el trabajador del conocimiento (white collar), al contrario que el trabajador manual (blue collar), es dueño de los medios de producción, porque trabaja gracias a sus conocimientos 'y los lleva puestos '.

La dificultad de encontrar auditores es general en todos los países europeos, según explica Josep Maria Gassó. 'La ventaja que tienen algunos, como los nórdicos, es que pueden recurrir a contratar personal extranjero, procedentes por ejemplo del países del Este, que domine el inglés '. Una situación que aquí no es posible porque la mayoría de las empresas rechazarían todavía a un auditor que sólo hable inglés. Así, se reducen las posibilidades de contratación a los procedentes de Suramérica. 'En los últimos años ha sido más frecuente encontrarse con personal procedente países que han pasado por crisis como Argentina y Venezuela, pero la verdad es que el porcentaje todavía es insignificante ', explica Gassó.

Articles relacionats / Artículos relacionados

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.