Los seis grandes portales de empleo publican algunas ofertas solo para españoles. Los sindicatos y las asociaciones de inmigrantes denuncian que "este tipo de selección es ilegal". Los portales alegan que es muy costoso comprobar una a una las ofertas.

Extranjeros abstenerse. Ese es el mensaje que, cada vez con mayor frecuencia, aparece en las ofertas de trabajo colgadas en portales de empleo de internet en las que se excluye a los inmigrantes, pues se establece como requisito imprescindible que el solicitante tenga la nacionalidad española.

Estas acciones discriminatorias, donde la nacionalidad se antepone a los estudios y a la experiencia profesional, no son aisladas. Las cinco principales agencias de empleo on line en España (Infojobs.net, Trabajar.com, Loquo.com, Laboris.net y Mounster.com) tenían ayer al menos 81 ofertas de trabajo en las que se exigía como requisito imprescindible ser español. Además, varias empresas de recursos humanos que ofrecen trabajadores en sectores como la hostelería se jactan de que su personal es "solo español".

Algunas de esas ofertas avisan de que los aspirantes que no disponen de la nacionalidad española no tienen prácticamente ninguna posibilidad. "Los demás currículos no serán leídos" o "se descartarán automáticamente", añade en su anuncio un restaurante de Platja d 'Aro.

La tendencia discriminatoria la llevan a cabo empresas de todo el territorio español y también de todo tipo de sectores. Así, los inmigrantes no son bienvenidos para cubrir plazas de peones, carretilleros, mozos de almacén, comerciales, electricistas, dependientes, montadores, examinadores de patentes, peluqueras, esteticistas, vendedores, jefes de cocina, rotulistas, contables, puericultoras, encargados de sidrería, camareros, dependientes de panadería, ingenieros técnicos, enfermeras, teleoperadores, cerrajeros, instaladores de ADSL...

PRINCIPIO DE IGUALDAD

"Este tipo de ofertas son ilegales, pues violan el principio de no discriminación y de igualdad", señala el secretario de inmigración de Comisiones Obreras en Catalunya, Gassán Saliba, quien asegura que esas demandas de empleo incumplen la ley 62/2003. Esta establece: "Los sistemas de selección, contratación, promoción y formación para acceder a un puesto de trabajo vacante o de nueva creación han de seguir pruebas y criterios objetivos en relación a los requerimientos del puesto de trabajo, de manera que en los perfiles exigidos no influya la cultura de procedencia, la etnia o la raza de la persona".

El responsable de CCOO avanzó que su sindicato exigirá a la Inspección de Trabajo medidas contra este tipo de discriminación. Por su parte, las asociaciones de inmigrantes señalan que la exclusión de extranjeros comenzó en el área de vigilancia y seguridad y se ha expandido al telemárketing y la hostelería, dos sectores tradicionalmente dominados por mano de obra foránea.

"Es una situación escandalosa en la que la Administración debería intervenir", afirma Laura Rojas, la presidenta de Fasamcat, una federación de entidades latinoamericanas. La abogada especializada en extranjería Dulce María Anchundia, por su parte, ha denunciado varios casos de inmigrantes rechazados para conseguir empleo. "Una panadería de Mataró no aceptó a una dependienta colombiana por ser negra", cuenta Anchundia.

INSPECCIÓN ALEATORIA

Huma Jamsed, una paquistaní de 42 años, dice haber sentido esa discriminación en su propia piel. "Tengo un doctorado en Química por la Universidad Complutense, que aprobé con sobresaliente. He dejado currículos en muchas empresas y ninguna me ha llamado. Creo que la razón es que soy discriminada por mi origen", explica apenada. Fuentes de Infojobs, el principal portal de empleo español, aseguran que cuentan con un departamento que examina de forma aleatoria las ofertas recibidas en busca de aquellas con contenido discriminatorio o sexista. "Si se detecta alguna con ese contenido, se pide a la empresa que la ha puesto que la modifique. Y si no lo hace, nosotros mismos retiramos el anuncio", explican, pero también afirman que no pueden inspeccionarlas todas. "En abril recibimos 70.000 y es difícil chequear de la primera a la última", añaden.


"Mejor si eres español"

Un periodista de este diario se hizo pasar por un inmigrante con permiso de trabajo que optaba a un empleo en el que se exige nacionalidad española. Estas fueron algunas de las respuestas obtenidas:

CAMARERO

--Buenos días. Llamo por el anuncio de camarero. Soy inmigrante y solo tengo permiso de trabajo. ¿Puedo enviar el currículo?

--Todos en la cocina somos españoles y la dueña prefiere a un español. No es por nada, pero así nos sentimos más cómodos. Aquí han trabajado muchos extranjeros y les hemos hecho papeles. Pero ya no queremos problemas de inspecciones porque estamos a pie de carretera y vienen mucho. Mejor si eres español.

--Pero yo tengo papeles.

--Sí, pero te voy a ser sincero. La verdad, preferimos a una chica.

COMERCIAL

--Hola. Llamo por el anuncio de comercial. ¿Puedo enviar el currículo aunque no sea español?

--No sé, creo que es difícil.

--¿Por qué?

--Es que no es por mí. Es lo que piden los jefes.

--Pero yo tengo los papeles en regla y permiso de trabajo.

--Ya, pero aún así es difícil. Déjame tu número, a ver...

ELECTRICISTA

--Estoy interesado en el puesto de electricista. ¿Les puedo enviar mi currículo aunque no sea español?

--A ver, te explico. Es que nuestro cliente es el Ministerio del Interior. No es por nosotros. Son ellos los que exigen que las instalaciones las hagan españoles. Son espacios de defensa y no puede entrar nadie que no sea español. Así que no te podemos coger.

Articles relacionats / Artículos relacionados

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.