Cuando se cumple un año de la entrada en vigor de la Ley de Igualdad, este artículo analiza las claves para aplicar la norma de forma efectiva y sacar de ella el máximo rendimiento. Antes de implantarla debe hacerse un diagnóstico de la organización.

Resumen:

Con la entrada en vigor de la Ley de Igualdad el 23 de marzo de 2007, se ha desatado una multitud de opiniones que, como es lógico reflejan los diferentes puntos de vista, oportunidades, necesidades e injerencias en la gestión organización de las empresas (costes derivados de la misma, detractores y aduladores). Lo cierto es que, si somos capaces de ponernos en la piel de cada uno de los emisores de esos mensajes no les faltan razones a cada uno de ellos, por que cada uno de nosotros tenemos "nuestra pequeña/gran razón" para discrepar o aplaudir la norma.

Publicado en el número 220 de la revista, de abril de 2008

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.