Las cartas de servicios están muy extendidas en las Administraciones Públicas y a través de ellas las personas de un departamento informan de los servicios que gestionan y se comprometen ante los ciudadanos y clientes internos a hacerlo con eficiencia.

En esta primera entrega sobre Buenas Prácticas de Gestión de RR.HH. en las Administraciones Públicas (AA.PP.) he elegido las Cartas de Servicios por distintas razones. La más importante es porque inicialmente son relativamente fáciles de elaborar, mantener, evaluar y mejorar de manera permanente. Además, hay numerosas experiencias ya contrastadas que sirven de referencia y son accesibles incluso a través de Internet.

Tal vez por estas razones, estas cartas están bastante extendidas en las distintas AA.PP., fundamentalmente en los departamentos que prestan servicios directamente hacia el exterior, cuando los clientes son externos y donde los ciudadanos son directamente receptores de las prestaciones que se atienden por un departamento concreto: los de atención al público -SAC- o de tributos en las distintas administraciones territoriales. También en servicios personales como los servicios sociales, deportes, bibliotecas, hospitales, etc.

Publicado en el número 24 de la revista, de mayo de 2008.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.