La construcción, motor de la economía durante años, será uno de los sectores más afectados por la crisis. Su elevada tasa de temporalidad hace que sea más fácil prescindir de la mano de obra y agudiza el 'shock ' en los servicios relacionados.

El menor crecimiento económico, derivado fundamentalmente de la crisis en el sector de la construcción, podría llevar “en el peor de los escenarios posibles” a que el 45% de los 5 millones de nuevos ocupados desde 1997 se queden en paro, según las previsiones de la Asociación de Grandes Empresas de Trabajo Temporal (Agett), en colaboración con Ceprede.

Agett indica que dentro del modelo de crecimiento económico español en los últimos años, el sector de la construcción ha tenido un papel “muy importante”, siendo “parte esencial” del liderazgo del crecimiento económico y del empleo; de ahí, que ahora el impacto de la desaceleración económica sea también mayor en este sector.

En concreto, señala que el empleo generado directamente por la construcción tiene la capacidad de generar empleo indirectamente. Así, por cada 100 millones de euros invertidos en construcción se generan 1.372 empleos directos y 1.193 empleos indirectos. “Supone (la construcción) 684 nuevos empleos adicionales frente a otros sectores por cada 100 millones de euros invertidos”, subraya Agett.

Además, la temporalidad en el sector de la construcción (54,7%) es, junto con la agricultura, mucho más elevada que la del resto de sectores y 23 puntos por encima de la temporalidad del conjunto de España (31,7%). Este hecho hace, según Agett, que ante una menor actividad, se prescinda más fácilmente de esta mano de obra empleada temporalmente, haciendo así más rápido el ajuste y agudizando el 'shock ' en el empleo indirecto de los sectores relacionados.

Por comunidades, en Andalucía (71,6%) y Extremadura (60,3%) la temporalidad en la construcción es “considerablemente mayor” que en el resto de España, con lo que estas comunidades estarán más expuestas ante un eventual ajuste del empleo.

Más parados hasta 2011

En cuanto a la evolución futura del paro, Agett prevé que la tasa de paro seguirá creciendo hasta 2011, año a partir del cual empezará a descender, pero no por debajo del 10%.

Según la Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre de 2008, el paro aumentó en 246.600 personas, lo que elevó el número total de desempleados hasta 2.174.200 y la tasa de paro al 9,6%, la más alta desde 2005.

El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, aseguró el lunes que el Gobierno, a pesar de la desaceleración, mantiene sus previsiones de paro para 2008 (tasa del 9,8%) y para 2009 (del 10%).

De acuerdo con las previsiones de AGETT, en 2009 la tasa de paro podría situarse en el 11%, en 2010 en el 13% y en 2011 en el entorno del 14%.

Además el número de parados seguirá creciendo: en 2009 en unos 300.000, en 2010 en unos 200.000 y en 2011 en algo más de 100.000.

Para 2012 ya se produciría una caída de la tasa de paro hasta el 12%, aproximadamente; tendencia que se mantendría hasta el 2015, en la que se aproximaría al 10%.

Acceso a Aggett con enlace al Informe del Mercado Laboral 2008: http://www.agett.com/servicio_informes_periodo.asp?per=Trimestral

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.