Las diferencias más pronunciadas se dan en las grandes empresas, en las cuales hay trabajadores relativamente poco cualficados. La batalla por captar directivos con talento y experiencia también contribuye a que sus salarios se disparen.

Las diferencias son mayores en las empresas más grandes como Santander y Telefónica

La brecha en las remuneraciones de las grandes corporaciones es muy amplia. Los directivos de las compañías que forman parte del Ibex 35, la primera división de las empresas españolas, ganan 17 veces más que la retribución media de estas compañías. Es decir, que mientras un directivo ganó 638.442 euros brutos en 2007, la media anual por trabajador en las firmas del Ibex fue de 37.173 euros.

La desproporción es mucho mayor cuando se mira a los gigantes de la bolsa española. En Santander, sus 23 directivos ganaron de media más de tres millones de euros, frente a una retribución de menos de 50.000 euros para la plantilla del banco. En otras palabras, un directivo gana 63,3 veces más que la media de la plantilla (ver gráfico). Y eso que, para calcular la retribución media, se toman todos los costes laborales de la empresa, incluyendo el pago a los propios directivos y parte de la retribución de los consejeros.

Las más desiguales

Otras empresas en puestos destacados por capitalización bursátil también destacan por la desproporción entre salarios. En Telefónica y BBVA, sus directivos ganan unas 37 veces más que la media de la plantilla. Los directivos de estas compañías forman parte del club del millón, la lista de ejecutivos que gana más de un millón de euros al año.En BBVA, la retribución media de sus directivos es de un millón y medio de euros. En cuanto a Telefónica, la cifra supera los 1,2 millones. Iberdrola es la otra empresa que forma parte de la exclusiva lista de los directivos del millón (ver tabla adjunta).

La diferencia de salarios es más evidente en las grandes empresas por dos razones. Por una parte, en sus plantillas, mucho más numerosas, se incluyen trabajadores relativamente poco cualificados. Por otra parte, estas empresas compiten con los gigantes de su sector en todo el mundo. Y la batalla por captar directivos con talento y experiencia contribuye a que los salarios de estos altos ejecutivos se disparen. Este fenómeno se nota con claridad en la banca. Las entidades medianas, centradas en el mercado local, presentan unas diferencias de salarios mucho menores.

Mayor desnivel

Pero la diferencia entre nóminas no es el único dato que llama la atención. En muchas compañías, la brecha entre trabajadores y altos ejecutivos se sigue ampliando. En 13 empresas del Ibex, los salarios de los directivos crecieron más que los de los empleados. En Acerinox, por ejemplo, la retribución media de la plantilla cayó un 4,36% en 2007, mientras que la de los directivos creció en un 70%. Es cierto que la compañía amplió su plantilla en más de 200 trabajadores, lo que puede haber contribuido al descenso de la retribución media. Pero la desproporción resulta llamativa.

En otras empresas, como Iberia e Iberdrola, las diferencias se pueden explicar por procesos de reestructuración interna. En la aerolínea, la retribución media de la plantilla subió casi un 8%, frente al 63% de aumento para los directivos. La compañía, dentro de su programa de recorte de costes, redujo considerablemente el año pasado el número de altos ejecutivos, que pasó de 20 en 2006 a sólo 9 a cierre de 2007.

En Iberdrola, el número de empleados pasó de menos de 17.000 en 2006 a más de 23.000 el año pasado, en parte gracias a la incorporación de su nueva filial, Scottish Power. La remuneración media cayó más de un 14%. Pero la de los directivos creció más de un 60%. El número de directivos en la eléctrica se redujo a la mitad, pero la buena marcha del negocio y el cumplimiento anticipado de los objetivos de su plan estratégico pueden explicar este incremento en la retribución.

Entre las empresas en las que la diferencia de salario es menor destacan Técnicas Reunidas y Enagás. En ellas, los directivos ganan sólo tres veces más que la retribución media de la plantilla. Y eso que, en el caso de Técnicas Reunidas, la empresa de ingeniería tuvo que contratar a tres nuevos directivos y, además, su número total de empleados pasó de 3.000 a más de 4.400. Aquí, buena parte de la plantilla de la empresa está constituida por ingenieros y técnicos muy cualificados, lo que eleva la retribución media. Esta pauta se sigue en otras empresas. Las que tienen una retribución media más alta para su plantilla suelen ser las más igualitarias. Así sucede, por ejemplo, con Iberdrola Renovables, Sogecable, BME y Telecinco.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.