Una encuesta realizada desde hace ocho años por el Ministerio de Trabajo e Inmigración señala que siete de cada diez trabajadores están satisfechos con la labor que desempeñan, aunque echan de menos más oportunidades profesionales en la propia compañía.

La Encuesta de Calidad de Vida en el Trabajo 2007, realizada desde hace ocho años por el Ministerio de Trabajo e Inmigración, señala que siete de cada diez trabajadores están satisfechos con la labor que desempeñan, aunque echan de menos más oportunidades profesionales en la propia compañía.

Siete de cada diez trabajadores españoles, el 70,6%, manifiesta estar satisfecho o muy satisfecho con su trabajo, según se desprende de la Encuesta de Calidad de Vida en el Trabajo 2007, elaborada por el Ministerio de Trabajo e Inmigración (MTIN), cuyo objetivo es evaluar la calidad de vida de la población ocupada y conocer su situación sociolaboral y la percepción del propio trabajador.

En una escala de 0 a 10, el nivel medio de satisfacción se sitúa en 7,2 puntos, una tendencia positiva reflejada que se mantiene desde 1999, año en que comenzó a realizarse este estudio. Los niveles medios de satisfacción más elevados se dan con el ambiente-compañerismo (7,9) y con la actividad desarrollada (7,7). Le siguen la satisfacción con la autonomía en la realización del trabajo el desarrollo personal, el entorno físico y la salud y la seguridad, con un 7,3.

En cuanto a la valoración de su trabajo por parte de sus superiores, el nivel se sitúa en 6,9 puntos, seguido de un 6,7 por el nivel medio de satisfacción con la organización del trabajo, y por un 6,6 con la participación en las tareas desarrolladas.

Los niveles más bajos de satisfacción se vinculan a las posibilidades de promoción profesional (5,1) y la formación proporcionada por la empresa (5,6). Sin embargo, los trabajadores ven muy útil la formación que reciben por parte de sus compañías para hacer su trabajo, a la que puntúan con una nota de 7,6, lo que significa que así lo piensan casi ocho de cada 10 ocupados (77,4%). La formación académica tiene un nivel inferior, y menos de cinco de cada 10 ocupados (48,3%), consideran que es bastante o muy útil en su trabajo.

Buen ambiente, en general

Casi seis de cada 10 ocupados, el (58,5%), consideran muy buenas o buenas las relaciones entre compañeros y directivos de la empresa en el lugar de trabajo, y siete de cada 10 (70,7%), tienen la misma opinión de las relaciones que se establecen entre compañeros.

El nivel medio de estrés en el puesto de trabajo manifestado por los ocupados alcanza los 5,4 puntos y el de monotonía o rutina laboral, en algo menos de 5 puntos, (4,7).

Escasa discriminación

Respecto a los niveles medios de discriminación laboral por sexo, edad, nacionalidad o acoso moral, son inferiores a 0,6 puntos. El nivel de acoso sexual es de 0,1 puntos en ambos sexos.

Las situaciones de riesgo o de peligro en el puesto de trabajo percibidas por los ocupados se sitúan en un nivel medio inferior a 4 puntos, (3,5). La percepción de riesgo es más alta entre los hombres (4,1) que entre las mujeres (2,6). Por sectores de actividad, los más altos se reflejan en construcción y en transportes (4,8) y en las actividades sanitarias (4,5).

La estabilidad laboral alcanza un nivel medio de satisfacción de 7,3 puntos; y la jornada laboral, las vacaciones y permisos se aproximan a siete. Por debajo de estos se encuentran la flexibilidad horaria (6,6) el salario (6,2) y el convenio colectivo (5,8).

Escasa movilidad

Cerca de siete de cada 10 trabajadores ocupados, el 67,5%, cuyo puesto de trabajo actual no es el primero que desempeñan, cesaron voluntariamente en el anterior. Para seis de cada diez el factor que más influye en dicha decisión es la mejora del sueldo, y cuatro de cada diez se cambian de trabajo para mejorar el horario y aumentar la estabilidad.

El 82,6% de los encuestados trabaja en la misma comunidad autónoma de nacimiento, y el 17,4% en otra distinta. Los que menos se han desplazado son los catalanes, canarios, valencianos y baleares. Los que más, extremeños y castellanoleoneses.

La ECVT-2007 es una investigación por muestreo, dirigida a la población ocupada de 16 y más años de ambos sexos, que residen en viviendas familiares, en todo el territorio nacional, excluyendo Ceuta y Melilla. El tamaño de la muestra ha sido de 8.974 ocupados y las entrevistas se ha llevado a cabo de forma personal y telefónica durante el cuarto trimestre de 2007.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.