Sin las empresas no habrá desarrollo sostenible. Si las iniciativas sólo provienen de ONG y Gobiernos, esto no tiene solución. La Fundación Ecología y Desarrollo ha asesorado a la aseguradora DKV en el desarrollo de su programa medioambiental.

Sin las empresas no habrá desarrollo sostenible. Si las iniciativas sólo provienen de ONG y Gobiernos, esto no tiene solución '. La reflexión es de la Fundación Ecología y Desarrollo. El organismo ha realizado la cuadratura del círculo: asesorar y acompañar a la aseguradora DKV Seguros de Salud en el desarrollo de su programa medioambiental. La iniciativa ha necesitado una profunda reflexión sobre la confrontación entre la empresa y los organismos de carácter social. 'Siempre criticamos a quienes no hacen nada, y cuando lo hacen, se piensa que si lo hacen es porque esconden algo. Ahora hemos decidido apoyar las iniciativas serias ', explican desde la Fundación.

Y la propuesta de DKV es seria. Su compromiso de responsabilidad social quería dar un paso más, y más allá del mero cumplimiento de la regulación existente en la materia. La aseguradora quiere posicionarse como líder en su sector asociando medio ambiente y salud humana. 'Hasta ahora se ha dado la impresión de que la ecología era la protección de los pájaros, y no es así, el desarrollo sostenible está íntimamente ligado a la salud humana, si no, echen un vistazo al sector alimentario ', explica la Fundación. DKV quiere hacer de este sector su apuesta estratégica.

El programa Ekoplan, que la aseguradora presentó la pasada semana en un encuentro en la Expo de Zaragoza, prohíbe a sus empleados lanzarse al puente aéreo entre Madrid y Barcelona como hábito, salvo que resulte imprescindible. La compañía se ha pasado al AVE, que no sólo ahorra costes, sino también emisiones contaminantes. 'Un viaje ida y vuelta Barcelona-Madrid en avión emite 363,6 kg de emisiones de CO2 por persona, mientras que el mismo trayecto en tren emite 48 kg, unas 7,6 veces menos ', explica Josep Santacreu, consejero delegado de DKV. La aseguradora ha instalado la videoconferencia (con un ahorro de 167 toneladas de C02) y en breve desarrollará un plan de movilidad, que pondrá un medio de transporte al servicio de sus colaboradores. 'También estudiamos contribuir económicamente con el título de transporte ', explican desde la compañía.

En sus oficinas se ha prescindido del 31% del papel y se ha sabido reducir en un 20% el uso del agua. El reciclado de papel ha aumentado un 302%. El uso de energía verde se ha institucionalizado y la flota de vehículos de la compañía se ha pasado a los vehículos híbridos, no a los polémicos biocarburantes, 'dado el incremento del precio de los alimentos y las dudas sobre las condiciones de trabajo de este sector ', explica DKV. Además, la aseguradora trasladará a su cadena de proveedores la necesidad de compensar las emisiones contaminantes derivadas de sus servicios. Su política de compras a proveedores contará con una cláusula medioambiental.

En el año 2010 la aseguradora creará una oficina sin papel, 'un objetivo ambicioso para una compañía de seguros ' y proyecta un seguro médico sin papeles, que estará listo en 2009. Funcionará exclusivamente por internet. El producto estará enfocado a los clientes jóvenes, más acostumbrados a los contratos online.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.