Los líderes del futuro están hoy en nuestras empresas. Identificar ese alto potencial entre los empleados y alimentar nuestro propio "banco de datos de high potentials" es una opción muy razonable para ganar posiciones en la carrera por el talento.

Y, de hecho, cada vez son más las empresas que convierten esta percepción en un "programa de gestión de alto potencial".

El compromiso conjunto de la empresa de invertir en el potencial interno es decisivo para el éxito del programa de gestión de alto potencial. Por ello debería incluirse en la agenda del equipo directivo de la empresa y debería adaptarse claramente a la estrategia de la misma, de forma que pueda garantizarse que todas las decisiones relativas a la plantilla se toman teniendo en cuenta el futuro de la empresa a largo plazo.

Publicado en el número 25 de la revista, de junio de 2008.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.