Una de cada tres ofertas de empleo requiere idiomas, aunque en la práctica no siempre se usan. A veces las empresas lo piden sólo como filtro de los currículum o por si el candidato lo necesita a largo plazo.

"Abstenerse candidatos sin buen nivel de inglés". Esta coletilla es ya habitual en los anuncios de empleo: último año el porcentaje de ofertas que requieren algún idioma extranjero se ha incrementado en España en más de siete puntos porcentuales hasta alcanzar el 33,76% del total de la oferta, según datos de Adecco. En Catalunya este porcentaje asciende hasta el 47,73%. Ante esta situación muchos parados se plantean en estas fechas la necesidad de apuntarse a clases de inglés para mejorar sus opciones en el mercado laboral. Pero, ¿hasta qué punto es realmente imprescindible el inglés para encontrar trabajo actualmente?

El 30% de los trabajadores cree que no hubieran conseguido su actual empleo si no tuviera un segundo idioma, aunque un 43% asegura no usarlo nunca en el trabajo y otro 16% dice que saber idiomas nunca le ha ayudado a conseguir un contrato, según una encuesta de Monster. "Hace años se pedía inglés aunque no fuese necesario para crear un filtro y no recibir tantas candidaturas, pero la situación ha cambiado", advierte Jaime Asnai González, director ejecutivo de Page Personnel Barcelona. De las casi 350 colocaciones que ha gestionado la firma en lo que va de año, el 65% requería un nivel medio o alto de inglés. "Ahora cuando se pide es porque realmente se necesita, por lo que siempre hacemos una prueba a los candidatos y a menudo descubrimos que han mentido en su currículum vitae", lamenta González. César Castel, director de Operaciones de Adecco Profesional, corrobora que el inglés "sigue siendo la gran asignatura pendiente" de los candidatos españoles y asegura que sólo tres de cada diez demuestra una "fluidez aceptable" en las pruebas.

En muchos de estos casos, los candidatos maquillan su nivel de inglés en el currículum para poder llegar a la entrevista personal, conscientes de que algunas empresas usan este requisito como una mera criba. Lo cierto es que no todas las ofertas de empleo que exigen inglés implican que el candidato vaya a usar el idioma de forma inmediata en su puesto de trabajo. "Algunas compañías lo piden porque creen que un candidato con inglés tendrá una mejor formación y por tanto más posibilidades de promoción, y quizá no vaya a necesitar usar el idioma ahora pero sí dentro de dos o tres años", explica Víctor Carulla, Managing Partner de Headway Executive Search. Este factor preventivo es especialmente frecuente en las multinacionales pero también en las pequeñas y medianas empresas que prevén iniciar su internacionalización a medio o largo plazo.

Jordi Tovar, socio director de Selección y Head Hunting de IOR Consulting, asegura que existe otro factor que anima a las empresas a pedir idiomas, incluso cuando no son imprescindibles para el puesto: "Saber inglés - explica Tovar-se considera un indicador: puede ser comprensible que no lo domine un candidato de 50 años, pero si no lo habla un joven de 25 la empresa lo considera una señal de falta de voluntad y de que no ha querido espabilarse para aprender el idioma".

La crisis también ha contribuido a que las empresas sean más exigentes a la hora de reclamar currículum con idiomas. Antes, especialmente en sectores muy especializados donde costaba encontrar profesionales, algunas empresas pagaban a sus empleados clases de idiomas. "Ahora las compañías saben que el mercado está lleno de candidatos muy preparados buscando trabajo y que, por el mismo precio, pueden encontrar a alguien con inglés - advierte Víctor Carulla-,así que ya no quieren invertir en uno sin idiomas por muy bueno que sea".


Los sectores más políglotas

Según datos de Adecco, el sector donde más se reclama profesionales políglotas es el de recursos energéticos,donde el 58,64% de las ofertas requieren idiomas, seguido de los sectores de maquinaria (55,89%), industrial (50,9%) y electrónica (48,22%). Por perfiles destacan los relacionados con el área de exportación, donde ocho de cada diez ofertas exigen idiomas. Jaime Asnai González, director ejecutivo de Page Personnel Barcelona, destaca que "este año la crisis ha obligado a muchas empresas españolas a abrirse al exterior y ha aumentado las ofertas para perfiles como export area managers,que siempre requieren inglés".Tambiénha aumentado el requerimiento de idiomas para puestos comerciales, que cada vez más deben comunicarse con fábricas y clientes en el exterior.

Articles relacionats / Artículos relacionados

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.