Las universidades corporativas se han demostrado un instrumento muy eficaz para la formación a medida del directivo y detección del potencial, según los expertos. Esa y otras ideas se revisan estos días en una conferencia internacional en Barcelona.

Ya no hace falta cumplir al cien por cien con el perfil profesional para el puesto. Ahora muchas empresas le brindan la posibilidad de, una vez dentro de la compañía y convertido en empleado, recibir la formación que más le convenga a ella. Y es que, ¿para qué estudiar un máster de dirección de empresas si su compañía le puede enseñar, con todo detalle, "como se hacen las cosas aquí"?

Las universidades corporativas se han demostrado un instrumento muy eficaz para la formación a medida del directivo y detección del potencial, según los expertos en la materia. De ahí que todas las grandes empresas españolas hayan apostado en los últimos años por este tipo de políticas de formación. Estos centros ya funcionaban en Estados Unidos hace 30 años, pero como en otras muchas cuestiones, España asumió esta tendencia bastante más tarde. De hecho, resulta curioso ver cómo algunas de nuestras multinacionales más potentes son casi novatas en estas lides.

La Universitas Telefónica, por ejemplo, inició su actividad en enero de 2007 y no ha tomado realmente carrerilla hasta que en 2009 inauguró su campus, situado a 40 kilómetros al norte de Barcelona, en La Roca del Vallès, muy cerca del circuito de Montmeló. Por sus extensas y cuidadas instalaciones han pasado ya millares de empleados de los distintos países en los que la operadora está presente. Sin embargo, para la compañía que preside César Alierta, tan importantes como el Campus Universitas Telefónica son su web, la comunidad Universitas Telefónica 2.0, y el campus virtual de la universidad corporativa, que jugará un papel fundamental en su desarrollo futuro.

Y es que si bien los centros físicos crean imagen de marca, ayudan a que los empleados se conozcan entre sí y, por supuesto, asuman una cultura de empresa común, las posibilidades de la red han llevado a muchas compañías a apostar seriamente por la formación online.

En el grupo Santander, por ejemplo, la modalidad de e-learning representa el 35% del total de horas formativas. No obstante, el Centro Corporativo de Conocimiento y Desarrollo El Solaruco juega un papel fundamental. Por este centro de formación pasaron más de 57.900 personas en 2009. Inaugurado en 2005 en la Ciudad Financiera de Boadilla del Monte (Madrid), allí imparte formación a profesionales del grupo de todas las nacionalidades.

El Solaruco consta de un edificio de 10.000 metros cuadrados que alberga diversas salas de reuniones, aulas y un auditorio para 1.000 personas, así como una residencia hotelera con 168 habitaciones, restaurantes y zonas comunes para acomodar a los participantes en los programas. En total, en 2009 se impartieron 7,7 millones de horas de clase a 167.849 empleados, con un coste de 93,5 millones de euros, es decir, una inversión que supone el 1,42% de la masa salarial.

Mientras que algunas compañías diseñan un programa lectivo pensando en todos (o casi) los perfiles de su plantilla, otras han optado por la especialización. Es el caso de Endesa Escuela de Energía o el Instituto Superior de la Energía (ISE) de Repsol YPF. Esta última, con un presupuesto anual de más de cinco millones de euros, tiene como objetivo potenciar los cursos técnicos dirigidos a profesionales en activo. De ahí que los estudiantes sean en su mayoría ingenieros (el 81,7%, sobre todo químicos e industriales), pero también geólogos, físicos, economistas y licenciados en Ciencias del Mar.

Iberdrola, por su parte, cuenta desde hace tiempo con su propia universidad. De hecho, el Campus Iberdrola en San Agustín de Guadalix (Madrid), que sustituirá a las actuales instalaciones para formación con las que ya cuenta el grupo en esta localidad madrileña, está en plena construcción. "Con este nuevo centro se conseguirá fomentar el trabajo en equipo, el esfuerzo y el aprovechamiento de capacidades", aseguran desde el departamento de recursos humanos.

No obstante, no es el único espacio dedicado a la formación. Su filial Scottish Power dispone de los centros de Dealain House, junto a Cumbernauld, y de Hoylake, situado cerca de Liverpool. Asimismo, cuenta con una serie de residencias, como la de Aldeadávila en Salamanca o la de San Esteban en Orense, en las que los empleados pueden realizar cursos de inmersión que sirven para completar su formación. También en Iberdrola dan cada vez más importancia a las plataformas virtuales online, "ya que al tratarse de una compañía multinacional presente en más de 40 países, es muy útil disponer de una red común a la que puedan acceder todos los empleados", explican desde recursos humanos.

Este nuevo entorno virtual se enmarca dentro de la actividad de la Escuela de Dirección de Iberdrola, un espacio común cuyos objetivos principales son difundir la cultura empresarial del grupo, desarrollar un modelo de liderazgo de acuerdo a la filosofía de la compañía, mejorar continuamente el conocimiento técnico y de mercado de cada directivo y consolidarse como un punto de intercambio internacional de conocimientos, experiencias y buenas prácticas.

Una filosofía similar llevó a Prosegur a crear en 2006 una universidad corporativa online que reúne en una plataforma de e-learning los conocimientos y la experiencia acumulados durante más de 30 años por los más de 100.000 profesionales de la compañía. "La Universidad Prosegur aporta valor al negocio obteniendo el máximo del potencial de los empleados, fidelizando y ofreciendo oportunidades de formación, y supone para Prosegur un elemento diferenciador en el sector", afirman desde la empresa, orgullosos de haber implantado, gracias a las nuevas tecnologías, un sistema de formación homogéneo en todos los países en los que está presente y que permite "continuar con el crecimiento, desarrollo e internacionalización en el que se encuentra inmersa la compañía, presente en Europa y Latinoamérica".

En cuanto a la Universidad Ferrovial, se fundó en 2007 "con el objetivo de potenciar el talento de los profesionales del grupo y poner a su disposición los conocimientos y habilidades que les permitan alcanzar sus objetivos de negocio", resaltan desde la compañía. La sede está ubicada en el Eurofórum Felipe II, en el término municipal de El Escorial, en Madrid. Desde su fundación ha impartido 173.621 horas de formación presencial a través de 541 acciones formativas, con 8.599 participantes de todas las unidades de negocio.


Puntos de encuentro para analizar el futuro

La crisis ha afectado a todos los sectores; sin embargo, parece que la formación de empleados no se está resintiendo tanto como para muchos cabría esperar. "El 20% de las empresas a nivel mundial está invirtiendo en formación más que el año pasado; otro 20%, lo mismo, y el restante 60% está recortando entre el 10% y el 30%", aseguró Peter McAteer, de la Harvard Business Review, durante el II Foro de Universidades Corporativas organizado por Esade el pasado mes de abril.

En el caso español, los expertos coincidieron en señalar que las grandes firmas optan más por la búsqueda de la eficiencia que por el recorte. Pero esta clase de centros formativos comienza a ir un paso más adelante. Algunas universidades se plantean aprovechar sus infraestructuras y conocimientos para dar clases a los clientes de su empresa. De hecho, los especialistas vaticinan que las universidades corporativas que utilizan las empresas para formar a sus empleados van a ser "un instrumento de utilidad decisivo" en el proceso de cambio que la crisis económica ha abierto "en el modo de funcionar de las compañías".

Esa idea se revisará entre el 27 y el 28 de septiembre en Barcelona, donde se celebrará el I International Corporate Universities Forum (ICUF). El foro, que se realizará en el Campus Universitas Telefónica durante su segunda jornada, será un punto de encuentro fundamental para los altos directivos responsables del área de formación de las mayores empresas multinacionales.

Está previsto que durante el ICUF se discuta el rol estratégico de las universidades corporativas, su posición actual y su evolución futura. Se analizarán los modelos y tendencias actuales, así como los beneficios y cambios que aportan a las compañías.

Acceso a I International Corporate Universities Forum (ICUF): http://www.icufbcn.com/es

Articles relacionats / Artículos relacionados

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.