Elon Musk está poniendo Twitter patas arriba. El magnate, que confirmó la compra de la red social hace una semana por 44.000 millones de dólares, está impulsando importantes cambios internos. El primero ha sido un reajuste de la plantilla. El responsable planea eliminar alrededor de 3.700 puestos de trabajo, lo que equivale a casi la mitad de la plantilla de la red social, según confirmaron fuentes cercanas a Bloomberg. Además, no permitirá el teletrabajo y obligará a que todo el mundo acuda a las oficinas.

Las personas que se queden también van a notar cambios, porque la carga de trabajo está aumentando y los plazos cada vez son más ajustados. Para algunos, la única manera de cumplir con los objetivos es quedarse a dormir en las oficinas de Twitter, según se puede apreciar en algunas imágenes que se han filtrado a través de la propia red social de microblogging.

Uno de los trabajadores de la compañía subía a Twitter una fotografía de una compañera. En la imagen, se puede ver a una mujer intentando dormir en el suelo con saco de dormir y un antifaz, un dormitorio improvisado que no garantiza el descanso de los empleados de la compañía.

En su comentario, este usuario ironizaba con las nuevas exigencias de su jefe. Esther Crawford, una de las responsables, no ha dudado en compartir la fotografía y responderle en un hilo donde justificaba que este tipo de esfuerzos son necesarios en determinados periodos labores. Incluso ha creado un hashtag para hablar sobre el asunto: #SleepWhereYouWork (#DuermeDondeTrabajas).

Crawford habla de sacrificios: “Ya que algunas personas están perdiendo la cabeza, te explico: hacer cosas difíciles requiere sacrificio (tiempo, energía, etc.). Tengo compañeros de equipo en todo el mundo que se esfuerzan por dar vida a algo nuevo, por lo que es importante para mí presentarme ante ellos y mantener al equipo desbloqueado”.

 

 

La responsable asegura que no queda otra que alargar la jornada para afrontar todos los cambios de esta última semana, coincidiendo con el desembarco de Musk en Twitter. “Trabajo con personas increíblemente talentosas y ambiciosas aquí en Twitter y este no es un momento normal en el tiempo. Estamos a menos de una semana de una transición comercial y cultural masiva. Las personas lo están dando todo en todas las funciones: producto, diseño, ingeniería, legal, finanzas, marketing, etc”, argumenta en su hilo.

Crawford habla de un guiño a sus compañeros, que están dejándose la piel para adaptarse a la nueva política de la empresa. Y aprovecha para agradecer la comprensión de su familia: “Estoy agradecida de que entiendan que hay momentos en los que necesito ir a toda marcha para esforzarme y esforzarme para cumplir. Crear cosas nuevas a la escala de Twitter es muy difícil”.

 

 

Musk solo lleva una semana al frente del Twitter y ya ha hecho importantes cambios. El primer día cesó a cuatro de los principales directivos: al director ejecutivo, Parag Agrawal; al jefe financiero, Ned Segal; al consejero general, Sean Edgett; y a la directora legal, Vijaya Gadde. Ahora, quiere despedir a la mitad de la plantilla para aligerar costos.

Respecto a las condiciones laborales de los que se quedan, poco se sabe. Sin embargo, en otras ocasiones, el magnate se ha mostrado partidario de aumentar la jornada laboral. En un tuit relacionado de 2018, el empresario aseguró que "nadie cambió el mundo trabajando 40 horas semanales".


Acceso a la noticia: https://www.lavanguardia.com/tecnologia/redes-sociales/20221104/8591973/empleados-twitter-acaban-durmiendo-oficinas-cumplir-exigencias-musk-pmv.html

  

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.