Según Bloomberg.com, las posibilidades de implementar una semana laboral de 4 días hace tiempo que se están barajando y las pruebas piloto realizadas en varios países están mostrando mejores efectos de los esperados. En muchas empresas de Reino Unido se está considerando mantener el sistema de 32 horas a la semana una vez finalice el período de prueba, pero ¿podría aplicarse a todos los puestos y sectores?

El 80% de las empresas que quieren pasarse a una semana laboral de 4 días lo logran.

La semana laboral de 4 días está... funcionando. Ese es el mensaje que sale de las empresas que están cambiando a los 4 días laborales en los programas piloto que dirige la ONG 4 Day Week Global. Una encuesta publicada en septiembre muestra que un 78% de los líderes de las más de 70 empresas del Reino Unido que se han pasado a horarios a la semana de 4 días dice que la transición ha sido buena o “sin más consecuencias”. Solo el 2% tuvo dificultades. La mayoría (88%) dice que este cambio les está funcionando bien.

La idea de reducir la semana laboral no es ninguna broma. Hace poco los legisladores de California consideraron, y luego archivaron, planes para una semana laboral de 4 días para algunos trabajadores. Una encuesta realizada por Gartner encontró que una semana más corta es una buena estrategia de reclutamiento y retención.

Los programas piloto de 6 meses con más de 180 compañías actualmente están en proceso en media docena de países. Las empresas adaptan los horarios (con variaciones dependiendo del trabajo y del sector) a los 4 días de trabajo, 32 horas por semana, sin reducir el sueldo. En el piloto de Reino Unido, se encuestó a los ejecutivos de negocios con un total de 3.300 empleados a mitad de proceso. El programa se realiza en conjunto con la Campaña de la Semana de 4 Días y el think-tank Autonomy, además ir asociado con un proyecto de recopilación de datos por parte de investigadores del Boston College, de Cambridge y de Oxford.

Casi todas las organizaciones participantes del Reino Unido (88%) dijeron que probablemente mantengan este horario después de que finalice el piloto en noviembre. Un 49% de ellas afirmó que la productividad ha aumentado, mientras que el 46% declaró que se ha mantenido estable.

“Es extremadamente alentador ver todo esto,” dice Joe O’Connor, CEO de 4 Day Week Global, quien esperaba que las organizaciones mostraran una producción más constante. “Lo habríamos visto como un gran éxito si la productividad se hubiese mantenido igual.”

Los estudios piloto continúan en el Reino Unido, Estados Unidos, Nueva Zelanda, Australia, Irlanda y Canadá.

O’Connor afirma que no todas las empresas que han empezado las pruebas las completan. Aproximadamente 1 de cada 5 abandona, más de la mitad durante la planificación previa. Los ejecutivos que han llevado a cabo los estudios piloto dicen que se enfrentan el doble desafío de superar las normas de cinco días tanto laborales como las específicas de su sector, junto con la difícil tarea de eliminar o mejorar los procesos de trabajo para obtener el mismo resultado en cuatro días.

Cuando las compañías ceden durante la fase de planificación, “la principal razón es que los directivos lo piensan demasiado y se acobardan,” comenta O’Connor. “Empiezan a arreglar cada posible problema o cuestión antes de empezar la prueba de verdad, lo cual es imposible, porque muchas de las ganancias y procesos de mejora de producción son desarrollados y liderados por los equipos.”

Él también declara que hay dificultades entre empresas con cultura de desconfianza entre dirigentes y trabajadores.

“Piensan que tienen un sistema de decisión abierto y de abajo arriba, pero podría no ser así,” dice.

Los problemas de desarrollo son parte del proceso.

“No fue un paseo por el parque al principio, pero ningún cambio importante lo es,” afirma Nicci Russell, Director General de Waterwise, una ONG dedicada a reducir los consumos de agua. “Todos hemos tenido que trabajar en ello; cosas como las vacaciones anuales pueden hacer que sea más difícil que encaje todo. Pero el equipo está contento, y desde luego nos encanta tener un día extra fuera de la oficina.”

Una vez instaurados los horarios de 4 días, las empresas que encuentran obstáculos suelen ser muy pequeñas y en sectores que requieren cobertura de turnos de cinco o siete días, lo que precisa una programación exacta entre una pequeña cantidad de personal. La compañía de regalos Bookishly, por ejemplo, continúa haciendo lo que puede con el personal durante las horas punta.

Las organizaciones también abandonan los esfuerzos de programación cuando se topan con cambios inesperados, como un nuevo liderazgo o cambios financieros. Los participantes de la prueba del Reino Unido abarcan distintos sectores, como la educación, los medios de comunicación, la hostelería y la atención médica. También incluye a Charity Bank, la empresa de transparencia de la cadena de suministro Everledger, la plataforma de comunicación con el cliente Secure Digital Exchange y la Royal Society of Biology.

O'Connor ha aprendido que cuando las empresas ya no le necesitan, las cosas van bien. “Realmente nos necesitan en las primeras etapas,” afirma. “Cuando la demanda de contacto con nosotros disminuye, significa que están bien encaminados para hacer que esto funcione.”


Cohen, Arianne. “Four-Day Week Findings: Successful for Most Firms, But Not All”. Bloomberg.com, 20/09/2022 (Artículo consultado online el 31/10/2022).

Acceso a la noticia: https://www.bloomberg.com/news/articles/2022-09-20/four-day-week-pilot-findings-successful-for-most-firms-but-not-all?leadSource=uverify%20wall

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.