La 'gran dimisión' y la fiebre de contrataciones que viven millones de profesionales revela una escasez de reclutadores. El déficit de este perfil cada vez más necesario crea un cuello de botella en las empresas.

Poco antes de estallar la pandemia de coronavirus, The New York Times declaraba la de científico de datos como "la profesión más sexy del siglo XXI". Tal vez porque venía del Times, casi todo el mundo aceptó este título honorífico para los data scientists. Pero las profesiones cambian, suben y bajan, aparecen y desaparecen... Sin que haya disminuido la pujanza de la ciencia de datos como caldo de cultivo para perfiles con futuro, otro padrino ilustre -en este caso The Wall Street Journal- señala ahora la emergencia de otro puesto "imprescindible en tiempos de gran desbandada o gran dimisión, en los que se dan nuevas y acuciantes necesidades de contratación". Según el Journal, "el puesto más difícil de reclutar es precisamente el de reclutador". Por lo que parece, los reclutadores están más ocupados que nunca en el mercado laboral actual y no hay suficientes para todos. Los expertos creen que, dada la cantidad de ofertas de trabajo y la lucha por contratar y retener buenos talentos, los reclutadores tendrán tanta demanda como los ingenieros de software, que son uno de los perfiles más cotizados tanto en actividad presencial como en remoto.

Un estudio global de la empresa de software de reclutamiento iCIMS muestra que, a medida que las empresas se esfuerzan por cubrir vacantes, las publicaciones para puestos de reclutadores se han disparado, más del doble desde 2021.

El porqué de una demanda creciente

Según LinkedIn, "a medida que avanzó 2020 y el mundo vio los primeros signos de recuperación, los roles de reclutador aumentaron y la contratación se recuperó nuevamente. En abril de 2021, los trabajos de los reclutadores superaron los niveles previos a la pandemia. La actividad para estos profesionales ha crecido más rápido que el mercado laboral en general".

La demanda de este perfil también sirve como indicador para la contratación en todas las funciones. iCIMS concluye que, al igual que sus clientes, las firmas de reclutamiento y búsqueda dicen que es más difícil que nunca contratar para sus propios rangos. No hay suficientes reclutadores para satisfacer la demanda existente.

La investigación de LinkedIn añade que "una de las razones por las que la escasez de estos profesionales parece tan aguda es porque las empresas no están contratando tantos reclutadores externos como hacían antes de la pandemia". Esto quiere decir que las compañías compiten cada vez más por el mismo grupo reducido de candidatos.

La gran dimisión provoca que millones de personas busquen trabajo mientras millones de profesionales renuncian, y muchos de los que rastreaban talento han sido despedidos o renunciaron también, dejando a los reclutadores que quedan con una carga de trabajo extra y creando un cuello de botella.

A todo esto se une la autosuficiencia creciente de las organizaciones a la hora de buscar y captar talento. The Wall Street Journal confirma que muchos empleadores cuentan con equipos de reclutamiento internos. Esto implica una competencia cada vez mayor con los agentes tradicionales del mercado de selección (cazatalentos, consultoras de selección o empresas de trabajo temporal), aunque no puede hablarse de la desaparición de éstos.

Perfil 'ganador' frente a los más buscados

Un reciente estudio del motor de búsqueda de empleo Adzuna recuerda que "en noviembre de 2021 los empleadores habían abierto los grifos y buscaban contratar una avalancha de personal nuevo. La gran renuncia, desbandada o dimisión ha acelerado las ansias de cambio y las necesidades de contratación".

Algunas posiciones han experimentado un crecimiento vertiginoso y así, entre los roles que han experimentado los mayores aumentos en la demanda, The Muse destaca los datos de Adzuna que revelan que el de reclutador -concretamente el consultor de selección- es el perfil profesional más demandado, con un aumento del 332%, básicamente porque "las empresas necesitan desesperadamente ayuda para llenar todos los puestos vacantes, y por tanto no sorprende que las personas que trabajan en la adquisición de talento, cuyo trabajo es reclutar y contratar a todos los demás, estén laboralmente muy cotizadas".

Estos consultores de selección son más buscados que otros perfiles también deseados, como el asistente de atención al cliente (con un incremento del 285%); el desarrollador full stack (141%); el project manager (135%); o el auxiliar médico administrativo (131%), por citar el top 5 de perfiles demandados.

Cada vez más transversal

Según LinkedIn, se pueden encontrar nuevos reclutadores en una amplia gama de roles. Los nuevos seleccionadores provienen de perfiles como gerentes de cuentas, asistentes administrativos y vendedores.

Un reclutador estrella puede ser un asistente ejecutivo o un gerente de tienda, y buscar habilidades adyacentes en otras áreas puede ayudar a abordar la escasez de estos profesionales. Muchas de estas personas ya saben cómo construir relaciones, cómo influir y cómo crear una narrativa. Es posible que necesiten capacitación sobre cómo reclutar, pero muchas de sus otras habilidades se traducen sin ningún problema.

El reclutador-consultor de selección colabora con los gerentes de contratación y reclutadores para desarrollar y ejecutar estrategias tácticas destinadas a generar un flujo de candidatos; identifica y evalúa candidatos potenciales; y escala metodologías y herramientas de reclutamiento. Dentro de este perfil destacan posiciones como la de especialista en reclutamiento, que trabaja en la búsqueda y construcción de una cartera de candidatos diversos mientras crea una marca de empleador; el gerente de márketing de reclutamiento, que lidera un equipo de expertos en branding y márketing para diseñar la visión, la estrategia y los programas para ayudar a los candidatos a conocer la compañía, organizando la estrategia de márketing o el gerente de desarrollo comercial para reclutamiento.

Una nueva gestión de personas

El fenómeno de la dificultad para encontrar reclutadores en el entorno laboral dominado por la 'gran dimisión' tiene mucho que ver con la emergencia de nuevos perfiles profesionales para satisfacer las necesidades de una nueva gestión de personas.

Las búsquedas de nuevas posiciones de recursos humanos aumentan, entre otras razones porque ya no sirven los departamentos tradicionales y tampoco los perfiles de siempre.

El experimento global de teletrabajo nos trajo la necesidad de un nuevo puesto: el director de teletrabajo, denominado también Chief Remote Work Officer (CRWO).

Otro de los perfiles novedosos, cada vez más demandado y cotizado, es el CHRO, encargado del personal de una empresa. y de su integración, que apoya el desarrollo del talento y se ocupa de la formación, la selección de personal, la aplicación de entrevistas, pruebas psicológicas, reclutamiento y valoración de las aptitudes de los aspirantes a un puesto.

Y en las clasificaciones de puestos más buscados y valorados está asimismo el HR business partner, que ayuda a las empresas a mantener la cultura y brinda una experiencia positiva a los empleados.

La nueva gestión de personas pospandemia ha traído otros perfiles, como los directores de continuidad del negocio, gestores de estrategia de sostenibilidad, expertos en transiciones de nuevos modelos de trabajo, 'profesional triber', gerentes de diversidad, desarrolladores de talento o coordinadores de reclutamiento.

 

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.