La pandemia ha causado fatiga y agotamiento entre los trabajadores debido a la sobrecarga de trabajo que ha supuesto y a los retos que les ha obligado a enfrentar. Según Human Resource Executive Magazine, una solución al burnout que se está generando es el uso del tiempo libre remunerado de forma colectiva, cerrando toda la empresa unos días. Muchas organizaciones ya han adoptado esta práctica a modo de reinicio, consiguiendo así una desconexión real de toda la plantilla. 

Al igual que muchas otras empresas, la firma tecnológica Momentive -antes conocida como SurveyMonkey- se ha dado cuenta del daño que la pandemia está causando a sus empleados.

"Vimos como el tema persistente de la fatiga y el agotamiento hacía mella en los empleados y que no tenían muchas salidas posibles," afirma Becky Cantieri, Jefa de Personal de Momentive. Las encuestas a los empleados de la empresa lo confirmaron. Los empleados estaban estresados, pero no aprovechaban mucho de su tiempo libre retribuido disponble, sino que lo reservaban con la esperanza de poder viajar pronto o hacer algo más significativo con él. 

En respuesta, la empresa de tecnología decidió hacer algo que obligara a sus 1.500 empleados a tomarse un descanso sin sentir culpa: cerrar las oficinas y dar a todos sus trabajadores una semana de vacaciones en verano. Lo hizo del 5 al 9 de julio, dando al equipo la oportunidad de "descansar, recargar, reagruparse y recuperar un poco el aliento," explica Cantieri.

Momentive no es la única: empresas como Bumble, Mailchimp, LinkedIn, Podium, Guild Education y otras más han cerrado recientemente durante una semana, mientras que organizaciones como SAP y Thomson Reuters han adoptado “días para la salud mental” en toda la empresa, todo ello en un esfuerzo por aliviar el estrés de los empleados y poner de relieve el burnout que está afectando como una plaga a los trabajadores -y a las empresas- en todo el país. 

“Desde el punto de vista de los RRHH o de los beneficios, intentas maximizar el retorno de la inversión que haces en tu gente,” explica Katie Morrow, Directora de Operaciones de Personas de Podium. "Para todo el mundo hay una sensación de alivio y energía que se palpa cuando regresan."

La semana de descanso de Momentive se sumó al tiempo libre remunerado individual de cada empleado, a las vacaciones pagadas y a otro cierre de la oficina entre Navidad y Año Nuevo. "Lo bueno de la recarga es que, en su mayor parte, toda la empresa deja de funcionar," afirma Cantieri. "El tráfico de correo electrónico se detiene, no se programan reuniones; los empleados tienen la posibilidad de desconectar, sabiendo que todos los demás también lo hacen." 

Apuntando hacia el estrés y el burnout

Las investigaciones muestran que el burnout y otros problemas de salud mental siguen aumentando como resultado de casi un año y medio de pandemia y sus desafíos asociados. Más de cuatro de cada diez empleados (44%) afirman estar más quemados en el trabajo hoy en día que hace un año, según una encuesta reciente realizada a 2.800 trabajadores por la empresa global de selección Robert Half. Casi la mitad de los empleados que experimentan un mayor cansancio (49%) lo achacan a una mayor carga de trabajo.

"Correr sin gasolina puede tener un efecto negativo en la salud mental y el bienestar de los empleados, y los directivos deberían dar prioridad a animar a sus equipos a disfrutar de unas merecidas vacaciones," afirma Paul McDonald, Director Ejecutivo en Robert Half.

Sin embargo, los empleados, en general, no se han tomado mucho tiempo libre. El verano pasado, el 44% de los empleados estadounidenses no utilizó su tiempo de descanso remunerado, según datos de ValuePenguin. Además, coger tiempo libre remunerado individualmente suele tener un precio, afirma Morrow.

"Muchas veces, cuando te vas de vacaciones, parece que estás sacrificando algo. Tienes una semana libre pero luego vuelves con una bandeja de entrada llena y eres bombardeado con mensajes internos en Slack mientras estás fuera," explica.

Robin White, Jefe de Personas y Cultura de Mailchimp, está de acuerdo.

"Conseguir que todo el mundo se vaya al mismo tiempo elimina gran parte de esa carga que, a veces, la gente sigue sintiendo cuando se toma vacaciones pero sigue preocupándose por cómo va un determinado proyecto o por si su jefe está enviando comunicaciones generales y siente que debe responder," afirma White.

El descanso más refrescante

Las empresas que han adoptado esta prestación se apresuran a destacar su éxito.

Mailchimp puso a prueba un descanso colectivo para sus 1.200 empleados cuando cerró durante una semana completa el año pasado entre Navidad y Año Nuevo.

La reacción fue abrumadoramente positiva. "La gente nos decía cosas como: 'Esta ha sido la pausa más refrescante que he tenido nunca', nos ha llegado al alma," explica White. Fue tal el éxito que Mailchimp volvió a cerrar sus oficinas en julio.

Y los comentarios de los empleados de Momentive han sido más que positivos, afirma Cantieri. La encuesta sobre beneficios y ventajas de la empresa -que se realiza una vez al año para preparar la inscripción abierta y definir la oferta para el año siguiente- reveló que el tiempo libre es la ventaja y el beneficio más valorado. Los empleados mencionaron específicamente el descanso global de verano.

"Ya están haciendo campaña para mantenerlo en 2022," afirma. "En mi universo, eso es lo más parecido al éxito.

"Los responsables de RRHH afirman que conseguir que todo el mundo se aleje al mismo tiempo es especialmente importante, dado el nuevo estrés y los retos que acompañan al trabajo a distancia, entre los que se incluyen más horas, menos descansos y la dificultad para trazar una línea divisoria entre la vida personal y la profesional, según muestran las investigaciones.

"Es un tipo de energía diferente," explica White sobre el teletrabajo. "Puede ser agotador en algunos aspectos. La gente pasa mucho tiempo con llamadas de Zoom: es un tipo de concentración y energía diferente a la que se necesita si se está en la oficina."

Aunque muchas empresas han recurrido al descanso colectivo por primera vez este año, Podium, una start-up tecnológica con unos 950 empleados, ya lo adoptó en 2017 y ha visto sus beneficios durante años.

"La semana de descanso colectiva es una forma estupenda de asegurarte de que, mientras todo el mundo está fuera, puedes tomarte un break y alejarte, y luego volver renovado y preparado para alcanzar los objetivos de la segunda mitad del año.”

“Hasta ahora, ha sido algo que la gente valora de verdad y esa es en gran parte la razón por la que empezamos y seguimos haciéndolo,” explica Morrow. 

Para Podium, las pausas globales han mejorado la salud mental de los empleados y, sorprendentemente, también su salud social.

Morrow afirma que un resultado inesperado ha sido un mayor sentido del compañerismo entre los trabajadores. Los empleados comparten fotos de sus vacaciones o de lo que están haciendo en su tiempo libre en un canal de Slack para "compartir una parte de sí mismos fuera del trabajo, ya sea su familia o sus aficiones," afirma Morrow. Incluso grupos de empleados han viajado juntos durante el descanso.

"Hay mucha comunidad y cultura que se produce cuando todo el mundo se toma el mismo tiempo," afirma. "Se crean relaciones realmente profundas."

Una tendencia creciente

Aunque hay que resolver algunas cosas, la implantación de una semana de vacaciones en la empresa no es difícil y ha causado pocas o ninguna perturbación en el negocio, según explican los responsables de RRHH. Las cuestiones organizativas vitales, como la atención al cliente, están a cargo de unos pocos empleados que se toman otra semana de vacaciones poco después.

"Si las organizaciones están nerviosas al respecto, siempre pueden empezar con la ampliación de un fin de semana a uno de tres o cuatro días y eso podría ser una forma muy buena de conseguir que la gente descanse durante el verano sin tener que comprometerse a una semana completa," afirma Morrow.

Es una tendencia que puede crecer a medida que más empresas la adoptan y reportan resultados positivos. Además de combatir el burnout -uno de los mayores retos de las empresas en este momento-, en última instancia también podría ayudar en la batalla por retener y atraer talento.

"Llevamos casi 15 meses de desgaste y reprimidos. Los empleados podrían marcharse si no nos posicionamos como una empresa muy progresista y con visión de futuro," afirma White de Mailchimp. "Sin duda, es una buena idea que las organizaciones dispongan de un tiempo de cierre colectivo de sus operaciones, una vez al año, dos veces al año -lo que tenga sentido-, o que cierren durante unas vacaciones o un periodo de inactividad. Creo que hay muchas oportunidades disponibles al jugar en ese espacio."

 

Mayer, Kathryn. "Using collective PTO to combat burnout". Human Resource Executive Magazine, 27/09/2021 (Artículo consultado online el 08/10/2021).

Acceso a la noticia: https://hrexecutive.com/digital-edition/hre-digital-edition-2021-09.pdf

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.