Los comercios de Barcelona verán paliado este invierno el déficit de mano de obra que arrastran en los últimos años. En las últimas semanas están llegando muchos más currículos y demandas de empleo de las habituales en un sector falto de dependientes.

No todo son noticias negras en relación a la crisis económica que afecta ya a todos los ámbitos de la economía municipal: Los comercios de Barcelona, como mínimo, van a ver paliado este invierno el déficit de mano de obra que arrastran en los últimos años. Fuentes de la Fundació Barcelona Comerç explicaron ayer que en las últimas semanas están llegando muchos más currículos y demandas de empleo de las habituales en un sector falto de dependientes. Aseguran que esta Navidad las tiendas de Barcelona tendrán mejor servicio y muchas menos vacantes que hace un año.

La Fundació, que aglutina a 16 grandes ejes, detectó entre sus asociados un déficit de más de 4.000 trabajadores el año pasado, agravado durante la campaña navideña, cuando el trabajo se multiplica y la mayoría de puestos quedaron sin cubrir. La razón eran los bajos salarios y sacrificados horarios del sector, que obligan a trabajar los sábados y algunos festivos.

Un año después, no obstante, la situación ha cambiado. La demanda de puestos sigue siendo enorme, explica Joan Mateu, de la fundación, dado que el comercio aglutinado en los ejes apenas se ha resentido de la crisis. Al contrario de lo que sucede en calles de segunda y tercera línea, donde en el último semestre se han producido muchos cierres de comercios, la unión de los establecimientos en ejes ha ejercido de salvavidas. Mateu confía en que las ofertas se mantengan y se muestra convencido de que este año se cubrirán muchos de los puestos de trabajo.

BUENA CAMPAÑA

El presidente de la Fundació, Vicenç Gasca, afirmó ayer que el tiempo --otoñal-- de septiembre ha animado las ventas más que en los últimos años por estas fechas, y esperan una buena campaña. Aseguró que los subsectores más resentidos son los de menaje del hogar, mobiliario y electrodomésticos. Por contra, frente al recorte general en grandes gastos, la alimentación y el equipamiento personal (moda) se mantienen estables, sostiene.

El sector, que reivindica un plan estratégico del comercio, quiere plantar cara a la crisis con más promoción. A partir de mañana, por primera vez, inicia una pasarela conjunta de moda en la calle organizada desde la fundación. Mañana será el turno del eje BCN de Palau a Palau, con desfiles de acceso gratuito en el patio del Palau de la Música. Las siguientes semanas se harán en Cor Eixample, Nou Barris, Sant Antoni, Sant Andreu y Cor d 'Horta. Participan unas 20 tiendas de moda y complementos (algunas casi centenarias) por desfile, con un público total de 15.000 personas y modelos elegidos por cásting popular.

Acceso a Fundació Barcelona Comerç: http://www.eixosbcn.org/

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.