Reducir la jornada laboral a cuatro días está siendo motivo de debate en las últimas semanas y desde el Ministerio de Trabajo están valorando esta posibilidad. De hecho, algunas formaciones políticas, como son Más País y Equo, han planteado la posibilidad de desplegar un proyecto piloto con el que dar ayudas a empresas que ensayen la aplicación de la jornada de cuatro días. 

El debate sobre una jornada laboral de cuatro días está cada vez más presente. En las últimas semanas, se están oyendo diferentes voces y testimonios que apuestan por este modelo de trabajo. 

Desde el Gobierno, su vicepresidente segundo Pablo Iglesias, desveló hace unos días que el Ministerio de Trabajo y su titular, Yolanda Díaz, están "estudiando" la aplicación de la jornada laboral de cuatro días que, a su juicio, "podría favorecer sin duda la creación de empleo". "Me consta que el Ministerio de Trabajo y Yolanda Díaz la está estudiando y, en el marco de una línea que ha sido definitoria del Ministerio, que es el diálogo social, se va a trabajar por explorar la reducción del tiempo de trabajo", explicó Iglesias.

Propuesta de Más País y Equo

La jornada laboral de cuatro días está en boca de muchos dada la enmienda presentada por Más País y Equo. En la misma, estas formaciones apuestan por desplegar un proyecto piloto con el que dar ayudas a empresas que ensayen la aplicación de una jornada laboral de cuatro días. Dicha enmienda presupuestaria plantea destinar una cantidad de 50 millones de euros para estos incentivos, que se nutrirían del fondo de Recuperación y Resiliencia. Con ello, se persigue ayudar a las empresas que ensayen la iniciativa a complementar esa reducción de jornada hasta que se consolide el incremento de producción derivado del mayor rendimiento del empleado con este modelo. 

El representante de Más País Íñigo Errejón, asegura que la modificación presupuestaria busca desplegar un proyecto piloto que ayude a transitar a una jornada laboral de cuatro días o de 32 horas. En este sentido, destacó que esta iniciativa es positiva tanto para la salud, pues permite mayor conciliación, como para el medio ambiente, al reducirse los gastos de efecto invernadero por la caída de desplazamientos. Pero sobre todo, ahonda Errejón, es positiva para la economía porque incentiva mayor productividad de los trabajadores y, a la vez, contribuye a generar más riqueza y empleo.

A tenor de que el Ministerio de Trabajo lo está estudiando y al quedar el trámite parlamentario de la Cámara Alta, la formación (por medio del senador de Más Madrid Eduardo Fernández Rubiño) va a registrar la misma enmienda presentada en el Congreso. Así, el diputado destaca que el Gobierno tendrá la ocasión de "votar a favor de lo ya aprobado en Valencia para España" e ir avanzando en la reducción de jornada.

Ejemplos

De momento, la Comunidad Valenciana tiene previsto desplegar en su ámbito territorial una iniciativa similar. Este Complemento de Reducción de Jornada permitiría la jornada de cuatro días sin reducción de salario de los trabajadores y la enmienda propone una línea de ayudas plurianuales gestionadas por las comunidades autónomas.

Por su parte, el fabricante angloholandés de productos de consumo Unilever ha sido uno de los últimos en unirse a las pruebas en torno a la jornada laboral de cuatro días. En concreto, experimentará en Nueva Zelanda desde diciembre de 2020 y por un periodo de doce meses la implementación de la semana laboral de cuatro días, el 80% de la jornada habitual. No se aplicarán recortes salariales a aquellos de sus 81 empleados en el país que se adhieran a la iniciativa, según anunció la multinacional.

"Los empleados participantes de Unilever Nueva Zelanda mantendrán sus salarios al 100% mientras trabajan el 80% del tiempo", indicó la empresa, subrayando que los trabajadores contarán con flexibilidad para determinar "cuándo y cómo trabajarán mejor dentro de la nueva estructura".

En este sentido, la compañía indicó que, a pesar de que inicialmente el ensayo de la jornada laboral de cuatro días se limita a Nueva Zelanda, estudiará la posibilidad de evaluar su impacto a nivel más amplio de cara al futuro.

El director gerente de Unilever Nueva Zelanda, Nick Bangs, reconoció que la alteración de las prácticas laborales habituales a raíz del impacto de la pandemia de Covid-19 ha servido de impulso para la introducción de la semana laboral de cuatro días. "Nuestro objetivo es medir el rendimiento en función de la producción, no del tiempo. Creemos que las viejas formas de trabajar están anticuadas y ya no son adecuadas para su propósito", declaró Bangs.

Unilever colaborará con la Escuela de Negocios de la Universidad de Tecnología (UTS) de Sídney en la evaluación de los resultados cualitativos del experimento.

 

Articles relacionats / Artículos relacionados

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.