La pandemia ha cambiado la manera de trabajar y cómo las compañías se acercan a los candidatos. El principal desafío es sacar partido de la tecnología sin descuidar la vertiente humana.

La pandemia ha dado un vuelco a la manera de trabajar y ha abierto nuevas perspectivas para muchos profesionales. Al mismo tiempo, las empresas exploran formas alternativas de encontrar talento, en un mercado de trabajo en el que escasean los perfiles técnicos. La tecnología se ha convertido en un aliado para la captación de los perfiles idóneos, si bien los expertos hacen hincapié en la necesidad de cuidar la vertiente humana, como señalaron en el encuentro digital Nuevos modelos de reclutamiento en la gestión de RRHH, que organizó EXPANSIÓN.

A pesar del impacto sufrido por las empresas, la pandemia deja lecturas interesantes para las áreas de recursos humanos. "Se ha producido una serie de cambios obligados: por fin el talento ha pasado a ser global, nos hemos acercado a la personalización en el reclutamiento, la agilidad se ha convertido en fundamental y se ha puesto en valor la tecnología pero también el contacto humano y la necesidad de conectar", indicó Eva Olavarrieta, directora de RRHH de Altadis.

Tendencias

El Covid-19 ha acelerado algunas tendencias y ha mantenido otras. "Las personas más jóvenes ya demandaban cuestiones relacionadas con la conciliación y el equilibrio entre la vida personal y profesional", recordó María Sánchez, directora de RRHH de Ifema y vocal de la junta directiva de la Asociación Española de Directores de RRHH. De cara a los profesionales que lideran equipos, Sánchez añadió que "tenemos el reto de dar pautas clave a nuestros responsables y capacitarles para liderar en remoto". Entre estas habilidades, destacó la flexibilidad y la adaptabilidad, aunque también la fijación y el seguimiento de objetivos a corto plazo.

Para Encarnación Maroño, directora de RRHH de Adecco, tendencias como la flexibilidad y la escasez de determinados perfiles deben combinarse con la tecnología para avanzar hacia una nueva forma de atraer candidatos: "Todo esto va a cambiar la manera en que detectamos y nos acercamos al talento". Maroño aseguró que "el reclutamiento tradicional se queda muy corto y hay que reinventarse: las nuevas tendencias y tecnologías ayudarán en los procesos".

No obstante, estos métodos tradicionales de reclutamiento no tienen por qué desaparecer, sino renovarse. "La evolución es la tecnología, que nos permite extraer todo el potencial de fórmulas como las recomendaciones", destacó Juan de Toro, chief product officer de la plataforma Talent Hackers de Catenon, que se basa en un modelo de referencias profesionales retribuidas para la búsqueda y captación de profesionales.

Buenas prácticas

¿Qué deben cambiar las compañías para mejorar en la captación de talento? "Debemos buscar dónde está el talento que necesitamos y aproximarnos a ellos poniendo en valor lo que nuestra empresa las ofrece, igual que hacemos para acercarnos a los clientes", dijo Encarnación Maroño.

El cuidado de este employer branding es clave, pero debe existir una cercanía entre lo que se transmite y la realidad. María Sánchez comentó que "los atributos de marca que proyectas como empleador deben ser coherentes con tus políticas de gestión de talento y cómo despliegas los procesos para retener a los mejores".

Desde la perspectiva de los candidatos, Juan de Toro señaló que el salario no es el factor más importante para los perfiles tecnológicos: "Hemos comprobado que lo principal para ellos es el proyecto, el ambiente de trabajo y el equipo con el que va a trabajar". El responsable de la plataforma Talent Hackers de Catenon incidió en que "encontrar el momento, el canal y el mensaje adecuado para atraer a una persona es un reto muy complejo".

Así, la tecnología permite ir más allá de un currículo estático para extraer conocimiento de toda la información disponible en la red. "El uso del big data hace posible que las compañías no actúen sólo a partir de percepciones sino que tengan datos sobre los momentos de la verdad", resaltó Eva Olavarrieta. En todo caso, la directora de RRHH de Altadis reiteró que "la tecnología no está reñida con la cercanía ni con el trato humano".


PROTAGONISTAS

  • María Sánchez, directora de Recursos Humanos de Ifema. "Los atributos de marca que proyectas como empleador deben ser coherentes con tus políticas de gestión de talento y cómo trabajas para retener a los mejores"
  • Eva Olavarrieta, directora de Recursos Humanos de Altadis. "La pandemia ha convertido el talento en global, se ha personalizado el reclutamiento y se ha puesto en valor la tecnología, pero también el contacto humano"
  • Encarnación Maroño, directora de Recursos Humanos de Adecco. "Debemos buscar dónde está el talento que necesitamos y acercanos a ellos poniendo en valor lo que nuestra empresa las ofrece, como hacemos con los clientes"
  • Juan de Toro, 'chief product officer' de Talent Hackers (Catenon). "La tecnología hace posible encontrar el momento, el canal y el mensaje adecuado para atraer a una persona, aunque es un reto muy complejo" 

EMBAJADORES INTERNOS PARA ATRAER EL MEJOR TALENTO

En los últimos años, la fórmula de los embajadores internos se ha extendido entre muchas compañías. Altadis puso en marcha su propio proyecto en julio con la colaboración de Recruiting Erasmus, en el que ya ha designado a ocho empleados como embajadores para impulsar su marca de empleador y captar talento. La empresa perteneciente al Grupo Imperial Brands concede a estos embajadores internos -elegidos entre más de 40 voluntarios- el papel de representar y actuar como portavoces de la firma en foros, redes sociales y eventos. "Este proyecto está enfocado, sobre todo, a la búsqueda del mejor talento y es una clara apuesta por la gestión y el desarrollo de las personas", manifestó Eva Olavarrieta, directora de RRHH de Altadis.

 

 

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.