Nos guste o no, ninguna organización escapa a la realidad de la crisis. Aunque no estén directamente afectados, afrontar los asuntos más difíciles y comunicarlos claramente es lo mejor que los líderes pueden hacer para mantener el ánimo de los empleados.

El estrés causado por la preocupación general sobre el futuro, por las dificultades del mercado inmobiliario, por los interrogantes sobre el sistema de pensiones, por los elevadísimos precios de los combustibles, por no hablar de los problemas financieros… todos estos elementos afectan significativamente a los empleados en detrimento de su productividad y capacidad para centrarse en el trabajo.

Afrontar los asuntos más difíciles y comunicarlos claramente, según los expertos en comunicación de Watson Wyatt, es lo mejor que los líderes pueden hacer para mantener el estado de ánimo de los empleados.

“La actual confusión en los mercados financieros es una distracción obvia para los trabajadores”, explica Richard Guinn, consultor senior en comunicación de Watson Wyatt en Estados Unidos. “Aunque las compañías no pueden aconsejar directamente a sus empleados sobre sus inversiones, sí pueden tranquilizarles sobre la fiabilidad de los planes de pensiones de empresa, muy extendidos en los Estados Unidos y que están respaldados por el gobierno.

Las empresas también pueden ayudar a sus trabajadores a comprender las implicaciones de sus estrategias de inversión del fondo de pensiones, explicando la importancia del ahorro, de la diversificación y de tomar una perspectiva a largo plazo”, añade.

El año pasado, Watson Wyatt reveló que las compañías con los programas más efectivos de comunicación consiguieron un 47% más de dividendos para sus accionistas desde el 2002 hasta el 2006, en comparación con las compañías con una comunicación menos efectiva.

También es cuatro veces más probable que estas compañías consigan mejores niveles de compromiso que aquellas que han fallado en la transmisión de mensajes para toda la organización.


Actualmente, sin embargo, una buena comunicación puede marcar la diferencia entre mantenerse en el negocio o irse a pique. Por lo que vale la pena reiterar algunos principios básicos para los directivos a todos los niveles:

  • Ser un líder. Los líderes no tienen porqué tener todas las respuestas. Diles a los empleados lo que sabes y también lo que desconoces. Explícales los pasos que está dando la organización para identificar y resolver los problemas. Es muy importante para tu gente saber que los máximos responsables de la organización están ahí para afrontar las incertidumbres económicas
  • Mostrar tus fortalezas. Refuerza las principales competencias y valores que dan éxito a tu organización. Explica cómo pueden ser de ayuda en la prosperidad futura
  • Ser visible. Credibilidad, convicción y pasión son mensajes importantes que sólo la presencia puede hacer llegar. Los empleados también pueden beneficiarse de ver comprometidos e informados a sus jefes a través de videos por internet o de otros medios interactivos
  • Utilizar a tu equipo. Asegúrate de que el equipo directivo conoce cómo y qué hay que comunicar y de que nadie sólo sea un espectador pasivo. Limita el daño potencial de las conversaciones informales de los directivos escuchadas por otros y difundidas por la organización
  • Estar coordinado. Coordina tus mensajes internos y externos. Los empleados deberían oír las noticias corporativas por parte de la empresa en primer lugar
  • Compartir la responsabilidad. Sé claro sobre qué esperas de los directivos y de los trabajadores. Las personas quieren ayudar; explícales cómo. Nunca es mal momento para reforzar la atención sobre los clientes
  • Abandona el mito del control de mensajes. Encuentra maneras de averiguar lo que los empleados tienen en mente. Observa la prensa y los medios sociales para saber qué se dice sobre tu compañía y sobre tu sector en general. Crea un proceso para desarrollar y distribuir rápidamente respuestas a los rumores y para clarificar afirmaciones inapropiadas, tales como posibles despidos
  • Finalmente, ser comprensivo. Algunos empleados están experimentando problemas personales por culpa de la crisis económica o, por ejemplo, de la caída del mercado inmobiliario. Reconócelo y ponles al día sobre los recursos que tienen a su disposición en la organización, como el servicio de asesoramiento legal y/o financiero

Acceso a la noticia: http://www.management-issues.com/2008/10/9/research/good-communications-critical-in-surviving-the-downturn.asp

* Amble, Brian. “Good communications critical in surviving the downturn”. Management-Issues, 09/10/2008. (Artículo consultado on line: 28/10/2008)

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.