Uno de los principales inconvenientes asociados al teletrabajo es la dificultad para desconectar que pueden tener algunos empleados. Eso es lo que se desprende de un estudio elaborado por Cigna. La implementación masiva del trabajo en remoto en los últimos meses debido a la pandemia de la Covid-19 ha tenido como resultado la aparición de complicaciones para desconectar de las actividades laborales, lo cual tiene como resultado el aumento de casos de estrés laboral y de burnout. 

Según el último estudio de Cigna, ‘COVID-19 Global Impact’, perteneciente a su informe anual ‘360º Wellbeing Survey 2020’, el 74% de los empleados españoles afirman no desconectar de su trabajo, un 10% por encima de los resultados obtenidos a comienzo de año y un 7% más en comparación con el mes de abril. 

En este sentido, para el 55% de los encuestados el teletrabajo hace que sea más complicado desconectar de sus actividades laborales una vez terminan la jornada y el 44% afirma que los fines de semana siguen conectados.

Esta situación de incertidumbre y los cambios en el entorno laboral tienen como resultado que casi la mitad de los empleados españoles (un 45%) sufra estrés laboral, 9 puntos porcentuales más en comparación con los datos de enero y 11 respecto a la semana del confinamiento.

En mayo del año pasado, la Organización Mundial de la Salud reconocía de forma oficial como enfermedad el denominado “burnout” o “desgaste profesional”, un trastorno emocional
vinculado al ámbito laboral que aparece como consecuencia de una situación de estrés laboral crónico, fruto de la incapacidad para desconectar del trabajo, lo que repercute negativamente en la salud física y mental.

Garantizar un clima laboral óptimo en el que prime un buen ambiente entre los compañeros, es un factor fundamental que deben tener en cuenta las organizaciones para prevenir esta situación de estrés. En este sentido, más de la mitad de los empleados encuestados afirman tener este tipo de trato con el resto de actores de la empresa. En concreto, el 79% afirma llevarse bien con sus compañeros, mientras que el 67% tiene buena relación con sus supervisores.

De lo contrario, en materia relacionada con las posibilidades de crecimiento dentro de la compañía no es tan positiva, ya que sólo la mitad de los empleados indica tenerla.

Para evitar el desgaste profesional de los trabajadores, la aseguradora recomienda que desde el departamento de RRHH de las empresas se fomente la creación de un entorno laboral que promueva el apoyo constante, la cohesión y el compromiso.

 

 

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.